Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

El PP mantiene las "puertas abiertas" a un pacto de última hora con el PSOE para una gran coalición

Feijóo considera que España "se juega un cambio de modelo territorial, institucional, económico y social" y que “no se debe hacer ante partidos que acaban de ser debilitados en las urnas

Enviar a un amigo
15-11-2019

Diario Crítico

El presidente de la Xunta de Galicia y del PP de esa región, Alberto Núñez Feijóo, se ha convertido en estos últimos años en una voz autorizada que representa a un sector moderado y al margen de las complejas estrategias de Madrid. Ahora, ante la imposibilidad de Pablo Casado de haberse acercado al PSOE para evitar un pacto de gobierno de coalición con Unidas Podemos, es Feijóo quien mantiene viva la llama.

“Si alguien puede parar dentro del PSOE un error histórico de los socialistas, en el peor momento de España desde el punto de vista territorial y ante una enorme incertidumbre económica, si alguien lo puede parar, yo le aseguro que el PP tiene las puertas abiertas para hablar”, ha repetido publicamente Feijóo, asegurando que Casado también piensa en esta línea. Cree que este pacto es una "irresponsabilidad histórica".

Feijóo denuncia que los "comunistas" puedan llegar al gobierno de la nación y está dispuesto a un gran sacrificio por parte del PP para sostener a los socialistas en el poder, evitando negociaciones en Cataluña que preocupan a su partido y a los sectores más conservadores del país. Feijóo, que todavía es ajeno a las presiones de Vox en el resto del territorio nacional, reniega de las alianzas con la ultraderecha y prefiere optar por acercarse a la izquierda moderada, casi centrista, que representa el PSOE.

Recuerda, además, que el pacto PSOE-Podemos no tiene mayoría suficiente y que se tendrán que sostener ambas formaciones en los partidos independentistas, sobre todo Esquerra Republicana. "Es necesario que PSOE y PP hablen, es necesario parar el preacuerdo con Podemos y las conversaciones de apoyo con ERC, Bildu y el partido de Torra", defendió el gallego, convertido ya en el nuevo contrapoder del partido, como en su día lo fue Esperanza Aguirre en los primeros tiempos de Mariano Rajoy en Génova 13.

Feijóo considera que España "se juega un cambio de modelo territorial, institucional, económico y social" y que “no se debe hacer ante partidos que acaban de ser debilitados en las urnas.

¿Es posible aún un cambio de rumbo?

Pocos creen que Pedro Sánchez dé su brazo a torcer y vire ahora al centro, abandonando a su nuevo socio de gobierno. Sin embargo, la última esperanza a la que se agarran ciertos sectores del PP es a las matemáticas. El PSOE necesita la abstención de Ciudadanos o de ERC, y como se complica que los catalanes permitan la investidura del presidente electo, queda la posibilidad de que al final los socialistas se tengan que agarrar a la única opción que garantiza no sólo dicha investidura, sino una legislatura estable.

Apelarán, claro, a las palabras de Sánchez el pasado verano, cuando decía que no podría "dormir tranquilo" con Podemos como socio de gobierno y con la ameneza independentista incontrolable.

loading...