Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Ferreiro y La M.O.D.A. levantan una noche marcada por el retraso en las actuaciones

Buen concierto de La M.O.D.A. , pero que no fue una de sus mejores actuaciones en la que también tuvieron problemas técnicos

Enviar a un amigo
Ferreiro y La M.O.D.A. levantan una noche marcada por el retraso en las actuaciones
12-08-2019

Ivan Ferreiro y La M.O.D.A triunfaron con sus potentes directos y reunieron a cerca de 4.000 espectadores entregados a su música en la tercera jornada del festival Vive la Feria de Torrelavega, en una noche en la que la banda alicantina Gimnástica fue la encargada de abrir fuego y demostrar que tienen un largo futuro por delante.

También fue una noche en la que la lluvia hizo acto de presencia en el primer concierto y en la que las actuaciones comenzaron con retraso que molestaron a los asistentes.

A pesar de que el cielo amenazaba lluvia y la climatología no había acompañado durante todo el día, el tiempo respetó al público que se dio cita en el recinto situado en el exterior de la Feria de Muestras de La Lechera y desde los primeros compases de las canciones iniciales de Gimnástica hubo una tregua que permitió a los asistentes disfrutar de una sobresaliente noche de música en directo sin acabar pasados por agua.

Tras esta primera toma de contacto, el segundo protagonista de la noche fue el compositor y cantante Iván Ferreiro, que durante los años 90 lideró a Los Piratas, una de las bandas de rock más representativas de la década. El artista gallego atesora algunos de los mejores álbumes del fin de siglo y es responsable a su vez de algunos de los himnos preferidos de toda una generación, que una vez más pusieron a cantar a miles de gargantas.

En su repertorio hubo tiempo para interpretar temas de sus últimos disco y sonaron canciones que ya son clásicos de la música en castellano, como ‘Casa’, ‘Tupolev’, ‘El viaje de Chihiro’ o ‘Pensamiento circular’, para acabar de enganchar a sus fans recordando ‘Años 80’ o ‘Equilibrio’ y poner la guinda a un espectacular concierto despidiéndose con ‘Turnedo’.

El cierre de la jornada, bien entrada la madrugada, correspondió a La M.O.D.A., acrónimo de La Maravillosa Orquesta del Alcohol. El septeto burgalés, como acostumbra, combinó instrumentos poco habituales como el acordeón, el saxofón, el banjo, la mandolina o el clarinete, mostrando sus influencias del folk, country, punk y rock and roll para poner sobre el escenario una propuesta única cuyo punto fuerte reside en el directo.

Su concierto comnezó con una hora de retraso y los de Burgos tuvieron que levantar al público cabreado, ya que el lunes era día laborale. Desde el primer momento lograron el perdón con su directazo  enganchando canción tras canción y ovación tras ovación, en los pocos segundos de pausa que se concedieron los integrantes de La M.O.D.A. durante su actuación.

Así, arrancaron con ‘Mil demonios’, ‘La vieja banda’ y ‘Una canción para no decir te quiero’, antes de dar paso a himnos como ‘Vasos vacíos’, ‘Hijos de Johnny Cash’ o ‘Miles Davis’ que hicieron enloquecer a los miles de fans que se congregaron en el recinto de La Lechera.

Tampoco faltaron temas como ‘O naufragar’, ‘Los lobos’ o ‘¿Quién nos va a salvar’ antes de que David Ruiz, el vocalista de la banda, se diera un baño de multitudes y saltara a las primeras filas para cantar a capella con su característica voz ‘Himno nacional’. En la traca final, La M.O.D.A. enganchó algunas de sus canciones más aplaudidas, como ‘1932’, ‘Gasoline’, ‘Nómadas’ y ‘Héroes del sábado’, con la que concluyeron su concierto. Buen concierto de esta banda, pero que no fue una de sus mejores actuaciones en la que también tuvieron problemas técnicos.

loading...