Gómez critica el “chantaje financiero a las autonomías” y exige el desbloqueo de los 155 millones que le corresponden a Cantabria

El diputado ha indicado que son las autonomías y los ayuntamientos los que “se hacen cargo de la gran mayoría de los servicios públicos”

Enviar a un amigo
10-09-2019

El diputado nacional de Ciudadanos (Cs) por Cantabria, Rubén Gómez, ha denunciado “la asfixia financiera a la que nos somete el desgobierno de Pedro Sánchez es insostenible” tras presentar una pregunta en el Congreso de los Diputados con el objetivo de desbloquear la entrega de la actualización de los anticipos a cuenta de la comunidad autónoma, que asciende a 135 millones de euros.

Gómez ha indicado que son las autonomías y los ayuntamientos los que “se hacen cargo de la gran mayoría de los servicios públicos”, como es el caso de la sanidad, la educación y los servicios sociales. “Pero es precisamente esto”, ha apuntado, “el chantaje con el ahogo financiero de las autonomías”, el “único recurso” de un Gobierno y un presidente “que son incapaces de conseguir, mediante el consenso, una investidura que permita poner en marcha la acción de gobierno de manera plena”.

En su opinión, la demora en la financiación “está poniendo en angustiosas dificultades presupuestarias a las autonomías, que se están viendo obligadas a realizar recortes y postergar inversiones para poder cuadrar sus cuentas públicas”. En este sentido, Rubén Gómez ha criticado “las artimañas” utilizadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, que se escuda en un informe de la Abogacía del Estado “que no existía en el momento en que fue mencionado por la ministra María José Montero”, y que “le ha valido” una iniciativa parlamentaria de reprobación ante la Cámara presentada por Cs.

“Escudarse en los motivos alegados por la Abogacía del Estado no son más que excusas de mal pagador”, ha señalado Gómez, para quien la actualización de las entregas a cuenta “es un imperativo legal y nunca una decisión política”. Por último, el diputado de Cs ha sostenido que el retraso en la financiación “está poniendo en angustiosas dificultades presupuestarias a las autonomías, que se están viendo obligadas a realizar recortes y postergar inversiones para poder cuadrar sus cuentas públicas”.