Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Hacienda ha devuelto ya 110.6 millones a 161.408 contribuyentes cántabros

En Cantabria, se han presentado 287.896 declaraciones del IRPF, un 0,77% más que el pasado año.

Enviar a un amigo
03-07-2020

 

La Agencia Tributaria ya ha devuelto 110,6 millones de euros a 161.408  contribuyentes cántabros tras el cierre de la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a 2019 (IRPF 2019), según la Delegaciòn del Gobierno en Cantabria.

Se mantiene así un incremento de las devoluciones con respecto a las mismas fechas del año pasado, de un 4,10%% en número y del 6,69% en el importe.

Tras el cierre de la campaña y con datos a día de hoy facilitados por el Ministerio de Hacienda, en Cantabria han presentado la declaración del IRPF un  total de 287.896 contribuyentes, una cifra muy similar a la registrada el pasado año (+0,77%), cuando se presentaron 285.682 declaraciones.

Del total de declaraciones presentadas, han solicitado la devolución 204.891 y la Agencia Tributaria ha pagado 161.408, el 78,78 por ciento. El importe de devolución solicitado en esta campaña asciende a 162,6 millones de euros de los que ya se han abonado 110,6 millones.

En comparación con 2018, se han pagado un 4,10 por ciento más de declaraciones, en concreto 161.408 frente a las 155.057 de la campaña del IRPF 2018. La variación es aún mayor en el importe pagado, de un 6,69 por ciento, al haberse abonado ya 110,6 millones frente a los 155 millones pagados en 2018.

En el conjunto del país, la Agencia Tributaria ha devuelto 7.547 millones de euros a 11.492.000 contribuyentes a la conclusión de la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a 2019 (IRPF 2019).

De esta forma, a día de hoy el 79,7% de las devoluciones solicitadas en número y el 67,6% en importe han sido ya abonadas. En número, los pagos crecen un 4,8% con respecto a las mismas fechas del año pasado, mientras en importe aumentan un 6,7%, en ambos casos por encima del ritmo de crecimiento de las solicitudes de devolución con que se ha cerrado la campaña (-0,2% en número y 3% en importe).

En línea con lo previsto, la Agencia ha recibido un número de declaraciones mayor que el año anterior, hasta alcanzar las 20.991.000, un 1,9% más. Las declaraciones con solicitud de devolución han llegado a 14.410.000, el 68,6% del total, mientras aquellas con resultado a ingresar han sumado casi 5.593.000.

La primera parte de la campaña se ha caracterizado por una muy importante aceleración en las presentaciones. Desde su inicio y hasta el 7 de mayo, cuando se puso en marcha el plan ‘Le Llamamos’ de confección telefónica de declaraciones, habían presentado su declaración un 27% más de contribuyentes que en la misma fecha del año pasado, y para entonces ya estaban presentadas más de un tercio de todas las declaraciones de la campaña.

El principal vector de esta aceleración ha sido, un año más, la presentación de declaraciones a través de la página web de la Agencia. En el contexto de emergencia sanitaria, y teniendo en cuenta que la gran mayoría de contribuyentes presentan sus declaraciones por internet (el 93% en esta campaña, frente al 88% del año anterior), se consideró especialmente importante mantener la fecha de inicio de campaña prevista (1 de abril), de manera que los contribuyentes pudiesen ir recibiendo cuanto antes sus devoluciones.

En cuanto a las vías de presentación no personalizadas, además de la web como canal telemático principal (19,1 millones de declaraciones, un 6,7% más), los contribuyentes también han incrementado el uso de la aplicación móvil de la Agencia. Por esta vía se han presentado más de 363.000 declaraciones hasta hoy, un 25,5% más que el año pasado. De esa cifra total, más de 293.600 se corresponden con presentaciones ‘en un solo clic’ y el resto son contribuyentes a los que la aplicación ha derivado a la web de la Agencia para realizar alguna modificación y han vuelto a la ‘app’ para concluir la presentación.

EL IMPULSO DEL PLAN ‘LE LLAMAMOS’

La Agencia Tributaria diseñó este año un plan de asistencia telefónica en la presentación en el que volcó la estructura de atención personalizada para cubrir las necesidades de los contribuyentes sin necesidad de esperar a que fuera posible reabrir las oficinas, y con vocación de ser en todo el resto de la campaña la vía de atención personalizada principal, en previsión de que la reapertura de los centros no se iba a poder efectuar en los términos de una campaña habitual.

Por este motivo, el denominado plan ‘Le Llamamos’ multiplicó por casi seis veces su capacidad y, fruto de ese redimensionamiento del servicio telefónico y de su positiva acogida entre los contribuyentes, desde su puesta en marcha el 7 de mayo y hasta el final de la campaña a través de este sistema se han confeccionado 1.155.000 declaraciones, frente a las 239.000 del pasado año, cuando el servicio funcionó los tres meses de campaña.

ASISTENCIA EN OFICINAS

La aceleración de presentaciones en el primer tramo de la campaña y el fuerte impulso dado a la atención personalizada por vía telefónica mediante el plan ‘Le Llamamos’ facilitó llegar con un importante margen positivo de presentaciones al momento en que las circunstancias sanitarias permitieron ya iniciar la atención en oficinas.

Con la mitad de tiempo y la mitad de espacio que en una campaña presencial convencional para garantizar las distancias de seguridad y unos flujos de entrada y salida con las necesarias medidas sanitarias preventivas, se presentaron en oficinas casi 319.000 declaraciones, frente a las cerca de 2.100.000 del año pasado.

De esta forma, la atención presencial ha pasado a ser un complemento de la atención personalizada por vía telefónica, por la que un gran número de contribuyentes han optado para evitarse desplazamientos en el especial contexto en que se ha desarrollado la campaña este año.

IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

En paralelo a la Campaña de Renta, se ha desarrollado también la correspondiente al Impuesto sobre el Patrimonio, que debían declarar aquellos contribuyentes con cuota a ingresar (tras aplicar las correspondientes deducciones y bonificaciones), y también aquellos con cuota a ingresar que el pasado año contaban con bienes y derechos con valor superior a dos millones de euros.

Al cierre de la campaña se han registrado más de 212.400 declaraciones de Patrimonio y el importe a ingresar alcanza los 1.209 millones de euros.