Investigan a un joven por conducción temeraria, ausentarse de un accidente y por un delito de lesiones

Como consecuencia del accidente, además del detenido, resultaron heridos dos menores de edad y una mujer

Enviar a un amigo
13-08-2019

La Guardia Civil de Cantabria ha procedido a investigar a un varón de 19 años de edad, como presunto autor de los delitos contra la seguridad vial por conducción temeraria y abandono del lugar de un accidente de circulación, así como otros tres delitos de lesiones por imprudencia grave, todo ello con relación de un siniestro de tráfico ocurrido en Selaya el pasado 3 de agosto.

Como consecuencia del accidente tuvieron que ser evacuados en ambulancia una menor y su madre, que circulaban en uno de los vehículos, y precisaron igualmente atención médica el investigado y otro menor que viajaba con este.

Pasadas las 20.15 horas del 3 de agosto en un camino vecinal de Selaya, se produjo una colisión frontal entre dos vehículos, motivo por el cual, además de dar aviso a los servicios sanitarios y 061, se comunicó a la Policía Local de Selaya y Guardia Civil.

Conductor de un vehículo ausente

Efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria personados en el lugar, a su llegada fueron informados que el conductor de uno de los vehículos se había ausentado, tras personarse su padre y comunicar que lo trasladaba personalmente al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Por parte de especialistas del Equipo de Atestados de Tráfico pudieron determinar tras el estudio del siniestro que el mismo fue debido a invadir el carril del sentido contrario el vehículo conducido por el joven que se asentó del accidente, al realizar una presunta conducción temeraria.

Al hospital 17 horas más tarde

La Guardia Civil pudo saber en el mismo lugar del siniestro los datos del conductor ausente y presunto responsable del siniestro. Al haber informado el padre del reseñado que lo trasladaba al hospital Valdecilla los agentes realizaron gestiones para saber su estado y continuar con las actuaciones, si bien el mismo no estaba en ese lugar.

Posteriormente se averiguó que se personó en el hospital 17 horas más tarde del suceso, lo que hizo sospechar a los agentes que la ausencia del lugar del siniestro no había sido casual o para ser tratado medicamente de forma inmediata.

Tras la investigación realizada, la pasada semana por parte de componentes del Equipo de Atestados de Tráfico la Guardia Civil de Cantabria procedió a investigar al citado joven como presunto autor de los delitos de conducción temeraria, abandono del lugar del siniestro, así como tres delitos de lesiones por imprudencia grave.

Al padre del reseñado le han instruido igualmente diligencias en calidad de investigado, al considerarle presunto cooperador necesario de un delito contra la seguridad vial de abandono del lugar del accidente, al ayudar a su hijo para ausentarse del siniestro.