Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Mesa de Movilidad del Besaya se reúne con Urraca para lograr más recursos para renaturalizar Torrelavega

Solicitan la plantación de árboles en los grandes ejes de circulación de la periferia para atenuar el impacto del tráfico en las zonas residenciales

Enviar a un amigo
La Mesa de Movilidad del Besaya se reúne con Urraca para lograr más recursos para renaturalizar Torrelavega
25-09-2022

 

 

La Mesa de Movilidad del Besaya se reunió con el concejal de Medio Ambiente y un técnico de la consultora Adra Ingeniería, redactora del “Estudio de espacios de oportunidad para el incremento y mejora de la infraestructura verde de Torrelavega”, documento que plantea una hoja de ruta para la naturalización de la ciudad y la plantación de árboles en todos los pueblos y barrios del municipio.

La Mesa de Movilidad del Besaya tiene por objetivo impulsar la movilidad sostenible y busca también la transformación de la ciudad para generar un entorno más amable y habitable para disfrute de la ciudadanía.

Es por ello que la iniciativa de la concejalía de Medio Ambiente de impulsar la plantación de arboledas supone para el colectivo, añaden, una oportunidad fabulosa para conseguir varios objetivos: desasfaltar y recuperar cubierta vegetal natural, mejorar la calidad y el medio ambiente urbanos, reducir el espacio urbano dedicado al vehículo particular, renaturalizar la ciudad y aumentar la biodiversidad (en especial aquellos barrios con más densidad poblacional) y amortiguar los impactos negativos del tráfico urbano, contribuyendo a su reducción en lo posible. Por otra parte, la plantación de árboles constituye una política activa de combate del cambio climático, pues un árbol maduro es capaz de absorber hasta 150 Kg. anuales de CO2 y son capaces de moderar las temperaturas en días de intenso calor entre 6 y 8ºC.

En este sentido y desde su creación, la Mesa de Movilidad ha presentado numerosas iniciativas orientadas a naturalizar distintos espacios de la ciudad y en esta ocasión presentaron 31 propuestas de plantación en 31 lugares diferentes de la ciudad, siendo el colectivo que más iniciativas presentó, con aproximadamente un 40% del total.

 

El equipo redactor -señalan desde la mesa- realizó una valoración de las propuestas en función de su demanda y viabilidad. Al comprobar que algunas de sus ideas habían obtenido las calificaciones de viabilidad “media” y “baja”, la asociación solicitó un encuentro para conocer los motivos.

 

En la reunión, comprobaron que la mayor parte de estas calificaciones se refieren a iniciativas que implican recuperar sustrato vegetal a costa de desasfaltar, es decir, de eliminar suelo actualmente asfaltado para destinarlo al plantado de vegetación y árboles. Parece muy fácil -destacan- plantar árboles en zonas peatonales pero cuesta bastante más hacerlo a costa de recuperar suelos asfaltados, que es donde resulta verdaderamente transformador y positivo para la ciudadanía y el entorno.

 

Por otra parte, reclamaron destinar más presupuesto a la plantación y mantenimiento de jardines y arboledas y pidieron al Ayuntamiento un mayor esfuerzo no sólo por extender las zonas verdes sino también por conservar las ya existentes, a veces amenazadas por proyectos de otras concejalías del Ayuntamiento.

 

Igualmente se solicitó estrechar la colaboración con el Ministerio de Transportes a fin de lograr la plantación de pantallas vegetales en los taludes de las autovías, con vistas a proteger a las poblaciones de Torres, Barreda, Tanos o Sierrapando de los efectos del intenso tráfico que soportan.

Finalmente desde la Mesa pusieron el acento en la importancia de arbolar los grandes ejes viarios de la ciudad (Avenida de Solvay, Fernández Vallejo en Tanos, Avenida de Bilbao en Sierrapando o Avenida de Oviedo en Torres) con un triple objetivo: mitigar el impacto de la elevada densidad de tráfico en estos ejes, reducir la polución, atemperar el ruido y elevar el atractivo de estas avenidas para pasear.