Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Las caras de la reforma de pensiones: echar cuentas para que cuadren los números

Con esta reforma también volverá la revaloración de las pensiones en función del IPC (Índice de Precios del Consumo) para que aumenten en función de dicho índice de los 12 meses anteriores.

Enviar a un amigo
27-06-2021

 

 

La patronal y los sindicatos alcanzan un principio de acuerdo con el Gobierno para reformar las pensiones
Ampliar
 
(Foto: Moncloa)

 
 
El Gobierno y los agentes sociales han alcanzado un principio de acuerdo para la reforma del sistema de pensiones. Según han informado fuentes ministeriales a RTVE, este mismo 2021 entrarían en vigor algunas medidas y el resto se dejaría para más adelante.

La patronal, los sindicatos y el Ministerio de Seguridad Social, liderado por José Luis Escrivá, han llegado a un principio de acuerdo para reformar las pensiones con el objetivo de que esta reforma sea "consistente". El objetivo señalado por el ministro es que dure 25 años y se va a ir implementando de manera gradual, ha adelantado.

Tras el sí de los agentes sociales a un acuerdo que, según el ministerio, estaba prácticamente cerrado y sólo quedaba atar "algunos flecos", la hoja de ruta del Ejecutivo es llevar al Congreso la reforma el próximo mes de julio.

Principales claves de la reforma de las pensiones

Uno de los puntos principales de la reforma acordada es la derogación del factor de sostenibilidad que agregó el PP en su reforma del 2013. Este mecanismo ligaba la cuantía de la pensión a la esperanza de vida y en la próxima reforma todos han apostado por eliminarlo e introducir otro factor a partir de 2017.

Con esta reforma también volverá la revaloración de las pensiones en función del IPC (Índice de Precios del Consumo) para que aumenten en función de dicho índice de los 12 meses anteriores. Si sale negativo, no bajarán, han acordado que se mantendrían igual.

Y otro de los cambios claves que ya se conocían hace tiempo, es el objetivo de Escrivá de acercar la edad real de jubilación a la efectiva instaurando así un sistema de bonificaciones y penalizaciones.

Se plantea bonificar con un extra de hasta el 4% la pensión por cada año que se retrase la jubilación (a partir de la edad ordinaria) y se penalizará las jubilaciones anticipadas entre un 2,8% y un 21% por cada mes que se adelante el retiro.

PROPUESTAS A DEBATE

TODO INDICA QUE el Gobierno y los agentes sociales esperan cerrar este lunes un acuerdo para el primer bloque de la reforma del sistema de pensiones, que supondrá que vuelvan a revalorizarse con la inflación y que incluirá diversas medidas para acercar la edad real de jubilación a la legal.

1. Las pensiones subirán con el IPC

El borrador del anteproyecto de ley fija que las pensiones se subirán en enero con una media de las tasas de variación interanual del índice de precios de consumo (IPC) de los doce meses previos a diciembre del año anterior. Si esa media es negativa, el importe de las pensiones se congelará al comienzo del año.

2. Fin del factor de sostenibilidad

Se deroga expresamente el factor de sostenibilidad de la reforma del PP de 2013, que penalizaba las pensiones por una mayor esperanza de vida y cuya entrada en vigor estaba suspendida hasta 2023. Para sustituir este factor, Gobierno y agentes sociales se dan hasta el 15 de noviembre para negociar un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que operará a partir de 2027. Si no se logra un acuerdo, el Gobierno regulará a su criterio el citado mecanismo para que quede definido en la nueva ley.

3. Nuevas penalizaciones para quienes se jubilen voluntariamente

Se cambian los coeficientes reductores que, además, pasan a ser mensuales frente al calculo trimestral actual. Estos porcentajes, que restan sobre la cuantía de pensión a los que decidan jubilarse hasta dos años antes de alcanzar la edad legal, van desde un máximo del 21% en el supuesto de querer retirarse del mercado dos años antes teniendo menos de 38 años y 6 meses cotizados a un mínimo del 2,81% para los que opten por retirarse un mes antes y tengan cotizados más de 44 años y medio.

4. Nuevos coeficientes para jubilaciones anticipadas involuntarias

En cuanto a la jubilación anticipada forzosa o involuntaria, a la que se podrá acceder también cuando se haya extinguido el contrato laboral por razones objetivas o de forma voluntaria, los coeficientes reductores igualmente se aplicarán por mes de adelanto y no por trimestre. Irán, de acuerdo con el borrador, desde un 30% si ocurre 4 años antes de la edad legal y se tienen menos de 38 años y 6 meses cotizados, hasta un 0,5 % si es un mes antes y se ha cotizado más de 44 años y 6 meses. Estos trabajadores podrán optar por los coeficientes aplicados a la jubilación anticipada voluntaria en los dos años anteriores a la edad legal si estos son más favorables que los hasta ahora vigentes.

El Gobierno también plantea un régimen transitorio de 10 años, con coeficientes distintos, para los trabajadores que cotizan por encima de la pensión máxima para "reforzar la equidad" del sistema.

Quedan fuera de estos cambios los afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) en 2021 o después de esa fecha si es "consecuencia de decisiones adoptadas en expedientes de regulación de empleo (...) aprobados con anterioridad a la entrada en vigor de la ley". Es decir, que los cambios no se aplicarían a los afectados por expedientes como los del BBVA o Caixabank aunque el despido no sea efectivo este año.

5. Incentivos para retrasar la edad de jubilación

Para incentivar la jubilación demorada, apenas usada en España, y alargar las carreras laborales, el Gobierno fijará incentivos por su prolongación: una subida de la pensión del 4% por cada año de retraso, un cheque único de hasta 12.000 euros o una mezcla de ambos.

6. Jubilación activa

También hay cambios para acceder a la jubilación activa, que permite compatibilizar salario y pensión, estableciendo que el trabajador deberá haber seguido en activo un año más una vez alcanzada la edad legal. El Gobierno se compromete, en el plazo máximo de doce meses, a revisar, en el marco del diálogo social, esta modalidad.

7. Se restringen las cláusulas de jubilación forzosa

La reforma permitirá finalmente que los convenios colectivos incluyan la jubilación forzosa, pero solo para mayores de 68 años y con la obligación de contratar de forma indefinida y a tiempo completo a un trabajador de relevo.

Los convenios que ya tengan una cláusula de este tipo podrán seguir aplicándolas "hasta tres años después de la finalización de la vigencia inicial pactada".