Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Las vacunas también llegan a funcionarios e internos del penal de El Dueso

Cantabria, primera comunidad autónoma que se coordina con Instituciones Penitenciarias para proceder a la vacunación contra la COVID-19 de la población reclusa.

Enviar a un amigo
10-01-2021

 

Acto de vacunación contra la COVID-19 iniciada esta mañana en el penal de El Dueso. (Foto: José Cavia)

La Consejería de Sanidad y la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias vacunarán este fin de semana contra la COVID-19 a los funcionarios e internos del Centro Penitenciario de El Dueso. Entre el sábado y domingo se prevé completar la administración de dosis a más de 500 personas.

Con esta medida, Cantabria se convierte en la primera comunidad autónoma que se coordina con Instituciones Penitenciarias para proceder a la vacunación contra la COVID-19 de la población reclusa.

Además de aportar los inyectables y de hacerse cargo del transporte de los viales, la Consejería de Sanidad ha llevado a cabo la formación específica de los profesionales de enfermería del centro penitenciario, que serán quienes administren las dosis.

Esta campaña de vacunación en el Centro Penitenciario de El Dueso que comienza hoy, ha sido impulsada y gestionada por la Consejería de Sanidad, encargándose también de prestar el apoyo logístico necesario.

De hecho, responsables de la Dirección General de Ordenación, Farmacia e Inspección y del Servicio Cántabro de Salud han venido trabajando de forma coordinada con Instituciones Penitenciaras en la planificación de esta vacunación para lograr la máxima eficacia.

Esta operación de vacunación se repetirá la próxima semana entre los funcionarios e internos del Centro de Inserción Social José Hierro.

La vacunación de la población reclusa se enmarca dentro de la vacunación de aquellos colectivos específicos que presentan una especial situación y características, y entre los que también se encuentran los pacientes trasplantados, inmunodeprimidos o en hemodiálisis.

También forma parte de la estrategia de vacunación ordenada, programada y segura que se viene desarrollando, aumentando progresivamente el ritmo de administración de dosis.