Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Rescatado un ciudadano vasco en helicóptero tras una mala caída al agua en Santoña

Los amigos del joven de 20 años, que tuvo que ser trasladado al hospital, dieron la voz de aviso después de que sintiera un dolor intenso en la zona de la espalda

Enviar a un amigo
Rescatado un ciudadano vasco en helicóptero tras una mala caída al agua en Santoña
04-08-2022

 

Un joven de 20 años, vecino de Mondragón, tuvo que ser evacuado en un helicóptero este jueves en la localidad cántabra de Santoña, después de que sufriera una mala caída al agua. Los hechos sucedieron sobre las 16.30 horas de la tarde cuando el joven se zambulló al agua desde el popular Faro del Caballo del municipio santoñés y sintió un intenso dolor en la zona de la espalda. Fueron sus amigos los que dieron la voz de alarma y llamaron al Servicio de Emergencias del 112.

Inmediatamente, un equipo de rescate del Gobierno de Cantabria se trasladó en el helicóptero hasta el enclave. Desde el aire un médico descendió hasta las inmediaciones del faro junto a un rescatador y estabilizaron al joven, que ya se había podido aupar a tierra.

Posteriormente, con tres operaciones de grúa, los dos efectivos de emergencias y la víctima fueron izados nuevamente hasta el helicóptero, que los trasladó al aeropuerto Seve Ballesteros de Santander. Allí les esperaba una ambulancia que los evacuó al Hospital Valdecilla de la misma ciudad, según informó el 112, para realizarle más pruebas diagnósticas y determinar el alcance de su lesión lumbar.

Precisamente las inmediaciones del Faro del Caballo están obligando a realizar este verano un sinfín de rescates a los Servicios de Emergencia. Hace apenas tres semanas, otro helicóptero del Gobierno cántabro tuvo que acudir al auxilio de otro joven de 31 años que había sufrido una indisposición física y requirió ser trasladado a un centro hospitalario. Tan solo dos días antes, otros varón de 24 años y vecino de Bilbao, fue evacuado en ese mismo enclave después de sufrir una caída que le provocó una luxación en uno de sus hombros. El 122 también tuvo que desplegar un helicóptero al tratarse de un lugar de difícil acceso.