Samperio anunció que se ha aceptado el recurso de Fadesa que exime al Ayuntamiento de responsabilidades en el Alto del Cuco

Ha presidido la apertura del foro sobre planes de ordenación del litoral organizado hoy por la Universidad de Cantabria en Liencres

Enviar a un amigo
10-07-2019

“El urbanismo en Piélagos es lo que marca la vida del ayuntamiento y de los vecinos”. Así lo ha asegurado hoy la alcaldesa de este municipio, Verónica Samperio, durante la inauguración del encuentro que sobre los planes de ordenación del litoral se ha celebrado en la biblioteca municipal de Liencres. Una actividad enmarcada en la programación cultural paralela a los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC).

En este sentido, Samperio anunció que hace unos días la Justicia ha aceptado el recurso presentado por la empresa Fadesa, que reclama al Ayuntamiento 68 millones de euros en concepto de responsabilidad patrimonial en torno a la urbanización del Alto del Cuco. “El proceso continúa, seguimos defendiendo que el Ayuntamiento no tiene responsabilidad patrimonial, pero cada día hay que pensar en cómo solucionar esta situación para que el Consistorio no quede lastrado”. Y es que el urbanismo ha tenido durante los últimos 20 años, y sigue teniendo, una presencia destacada en Piélagos.

Un encuentro que contó con la presencia de expertos en urbanismo, entre ellos el director general de Vivienda saliente, Francisco Javier Gómez, y que se encargó de abrir el técnico de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias, José Manuel Cañal. Este experto hizo un repaso al Plan de Ordenación del Litoral aprobado en 2005 en la comunidad vecina, como “instrumento que busca ordenar el litoral desde dos perspectivas: una ordenación estática, estableciendo el suelo no urbanizable de protección de costas, y otra parte más activa con propuestas de intervención concretas en el litoral, en las playas, las sendas, las carreteras o las infraestructuras”, explicó.

Teniendo en cuenta la “singularidad” de la costa asturiana, “con 200 playas, aunque en realidad muy pocas son accesibles y apenas 10 tienen suelo cuando sube la marea”, Cañal indicó que el POL asturiano se ha centrado en “ordenar la afluencia de gente hacia estos arenales, dotándoles de espacio aledaños para su uso y disfrute”. Una ordenación en la que se comenzó a trabajar en el año 1983, promulgando normativas para preservar la costa de la presión urbanística, que ha quedado así en Asturias “concentrada en puntos muy concretos, para dejar el resto de los suelos limpios de intervenciones edificatorias”, concluyó.

loading...