La Clave de Cantabria24horas.com

SANTAMARÍA Y CASADO O UN PP PARTIDO EN DOS

Enviar a un amigo

TODO INDICA que el partido del PP se jugará hasta el último segundo en el congreso nacional previsto para este fin de semana. Los compromisarios deberán optar por Santamaría y Casado, con un resultado incierto por el momento. Lo que suceda en las próximas horas puede ser decisivo, esperándose que uno de los barones territoriales más cualificados como Núñez Feijóo tome postura. Por el momento, los dos candidatos anuncian su victoria con un apoyo previsible del 65 por ciento de los compromisarios.

La candidata a la presidencia del PP Soraya Sáenz de Santamaría ofreció ayer a Pablo Casado consensuar todos los cargos de la dirección del partido, en encabezaría ella, y decidir entre los dos quién es "la mejor persona" para cada área, una propuesta de Unidad que Casado no aceptó. Así lo aseguró Santamaría en una entrevista en Telecinco que recogen todos los periódicos, en la que comentó que en su reunión de ayer le ofreció esa lista única en la que estuviesen los equipos de ambos y tuviera "muy presente lo que ya han dicho los militantes". No obstante, insistió en que su oferta seguirá en pie hasta el final del proceso, tras señalar que el suyo es un partido en el que "la unidad se valora mucho" y así la quieren tanto los militantes como los compromisarios.

Sobre su condición de mujer, la exvicepresidenta dijo no pedir el voto por serlo, sino para que "una mujer pueda llegar a donde sea incluida la Presidencia del Gobierno".

Por otra parte, Pablo Casado subrayó ayer que la exministra María Dolores de Cospedal remitió ayer una carta a los parlamentarios de la formación en la que niega que el expresidente Mariano Rajoy le hubiera solicitado una lista de integración liderada por Soraya Sáenz de Santamaría. En declaraciones a Intereconomía, el exvicesecretario del PP defendió la "neutralidad" de Rajoy en el proceso de elección de su sustituto al frente del partido.

Sobre su reunión con Sáenz de Santamaría de ayer, que calificó de "cordial", volvió a dejar clara su intención de llegar hasta el final y aceptar la decisión de los compromisarios.

Por otro lado, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que antes del viernes se manifestará públicamente sobre la sucesión en el PP.

EL PAÍS 19/EL MUNDO 6, 8/ABC 2, 20, 21/LA VANGUARDIA 1, 17/EL PERIÓDICO 18/LA RAZÓN 1, 16, 17/20 MINUTOS 1, 5/AGENCIAS

ASÍ LO VE DIARIO CRÍTICO

Una conversación cordial de alrededor de cuarenta minutos en Génova es lo que ha dado de sí la reunión entre los dos candidatos a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ganadora por unos 1.500 votos de diferencia en la primera vuelta, y su rival, Pablo Casado.

No habrá lista unitaria que evite la votación dividida de los 3.082 compromisarios en el Congreso Extraordinario del PP este sábado.

Pese a los intentos de Sáenz de Santamaría -y del propio Mariano Rajoy en la sombra- por hilvanar una lista de unidad, Casado mantendrá su candidatura hasta el final como ya advirtió en reiteradas ocasiones desde que decidió aspirar al puesto.

Sáenz de Santamaría fue la candidata más votada por la militancia, pero Casado ve posibilidades de que los compromisarios corrijan a las bases.
Ambos muestran cálculos inverosímiles asegurando contar con más del 60% de los compromisarios. Se sospecha que dirigentes tanteados por los equipos de Santamaría y de Casado estarían dejándose 'querer' por los dos candidatos para salir en todo caso como apoyo del caballo ganador.

En todo caso, la votación será secreta y los apoyos públicos a Casado de los que fueran candidatos competidores en la primera vuelta -incluida la propia ex secretaria general María Dolores de Cospedal- podrían no ser un reflejo directo de lo que harán los compromisarios afines.

Varios medios apuntan a que podría haber aún a las puertas del Congreso Extraordinario alrededor de 600 indecisos. Sobre todo teniendo en cuenta que el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mantendrá el misterio hasta el final, reclamando esperar a escuchar los programas de ambos candidatos antes de decantarse públicamente por uno de ellos.

Últimas claves: