La Clave de Cantabria24horas.com

NO TODO VALE EN MATERIA ANTITERRORISTA

Enviar a un amigo

Olvidando viejos tiempos del Pacto Antiterrorismo entre PP y PSOE, el partido de Pablo Casado ha elegido la senda de la línea dura y el ataque contra el Gobierno para limar la imagen de Pedro Sánchez. Un duro precio cuando ha comenzado a utilizar el asunto de los presos de ETA para hacer política contra el Ejecutivo socialista. Una estrategia que ha sido discutida y criticada no sólo por el PSOE y la izquierda, sino también por las propias asociaciones de víctimas y las propias víctimas.

Todo comenzó con el acercamiento puntual de 2 presos de ETA arrepentidos que terminarán su condena en cárceles del País Vasco, algo contemplado por la ley y una exigencia de los Derechos Humanos. Hasta ahora, en nuestro país, se aplicaba una excepción a este derecho de que los presos estuvieran cerca de sus domicilios y familias bajo el argumento de la lucha contra el terrorismo de ETA. Una vez finalizada la actividad de la banda, algunas de esta aplicaciones han dejado de tener sentido pero PP y Ciudadanos no quieren que se convierta en moneda de cambio para los nacionalistas vascos, que han apoyado al Gobierno de Sánchez tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

El PP intensificó ayer sus críticas y Casado advirtió al Ejecutivo de que no contará con el PP en su política penitenciaria, a la que se opondrá "frontalmente". "Pensamos que es una contraprestación a una moción de censura vergonzante", dijo desde Santa Pola, donde acudió al acto de homenaje de 2 asesinados por ETA en esa localidad en 2002. También se le unió el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien acusó al PSOE de haber roto el consenso antiterrorista con el acercamiento de los etarras Olga Sanz y Javier Moreno. Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, indicó que "la política penitenciaria no puede estar al servicio de unos pocos escaños nacionalistas del PNV".

Desde el PSOE, el secretario de coordinación territorial, Santos Cerdán, acusó al PP de "utilizar el terrorismo para hacer política", lo que "demuestra bajeza moral". "Me gustaría preguntarle al señor Iturgaiz si cuando en abril pidieron el tercer grado, el gobierno del PP le llamó o no le llamó", dijo.

Las víctimas dan la razón al Gobierno

Y es que las víctimas del terrorismo no opinan lo mismo que el PP y Ciudadanos, partidos que normalmente se suelen adueñar de su discurso. Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995, y presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), fue contundente con el traslado de esos 2 presos: "Se ajusta a la ley. No nos oponemos". E incluso dijo más: "Siempre ha habido acercamientos. José María Aznar acercó a casi 200 presos. Todo el mundo se pone a decir burradas, pero nosotros sabemos cómo funciona esto, lo de los acercamientos y lo del acceso al tercer grado".

Casado miente también, porque no son traslados de Sánchez: el tercer grado de Olga Sanz se le concedió el PP durante su etapa de gobierno con Rajoy y el de Javier Moreno lo ha aprobado ahora el Gobierno Sánchez pero tras un informe favorable realizado en abril por sus predecesores.

Y hay más, mucho más. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), tradicionalmente muy crítica con beneficios a los presos de ETA, se ha unido a Covite y considera que este reciente traslado de presos de ETA "cumple con los requisitos establecidos por la ley". El consejero de la asociación, Miguel Folguera, asegura, eso sí, que estarán "vigilantes".

María Jáuregui, hija de Juan María Jáuregui, gobernador civil de Guipúzcoa, asesinado por ETA, también evitó polemizar: "Este acercamiento de presos no se trata de un beneficio ni de una concesión, se trata de cumplir la normativa penitenciaria, que dice que han de mantenerse lo más cerca de sus municipios. Los familiares tampoco tienen por qué sufrirlo. Estoy a favor del acercamiento de presos y creo en la reinserción". "Estos presos han llevado su proceso, se han arrepentido, por qué no darle una oportunidad. Perdonar no sé, pero la oportunidad para que puedan iniciar una nueva vida hay que dársela, sino de qué van a vivir", se preguntó en la 'SER'.

Últimas claves: