La Clave de Cantabria24horas.com

"CUENTA ATRÁS" PARA EL JUICIO DEL AÑO

Enviar a un amigo

El presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena ha iniciado los trámites para el traslado de los 9 políticos catalanes que se encuentran en prisión provisional a causa del 'procès'. Dado que está previsto que el juicio comience en febrero, el magistrado ha solicitado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que garantice la presencia de los procesados presos ante el tribunal "en la última semana del corriente mes de enero". El juicio contra los 12 líderes políticos catalanes procesados por los delitos de rebelión, sedición y malversación podría comenzar a finales de este mes o principios de febrero. Por ello, el presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena ha solicitado el traslado de los 9 dirigentes que se encuentran en prisión provisional: Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Carme Forcadell y Dolors Bassa. El magistrado recuerda en su escrito que en los próximos días vencerá el plazo para que la defensa de los procesados presente sus escritos de defensa, como ya hicieron la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Tras ello, se señalará la fecha de inicio de la vista. El juez Marchena insiste en la importancia de la "seguridad" y las condiciones que "respeten la dignidad de los procesados y su derecho a un proceso sin dilaciones indebidas" en el traslado de los procesados, que previsiblemente serán conducidos a las prisiones madrileñas de Soto del Real y Estrema. La Fiscalía y la Abogacía del Estado y sus diferentes criterios La Fiscalía coincide con el relato del 'procès' del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena y solicita una pena de 25 años de cárcel e inhabilitación para el ex vicepresident Oriol Junqueras, por los delitos de rebelión y malversación. Aunque acusa de los mismos delitos al resto de ex consellers, sus penas son inferiores al considerar que su papel no fue tan relevante como el de Junqueras, a pesar de que el president era Carles Puigdemont. De esta forma, el Ministerio Público solicita 17 años de prisión e inhabilitación para la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell y los líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. La Fiscalía señala a Junqueras, Forcadell y 'Los Jordis' como los máximos responsables del delito de rebelión. En un segundo escalafón sitúa al resto de ex consellers en prisión provisional, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, y Dolors Bassa, para quienes solicita 16 años de cárcel e inhabilitación. En el caso de Carles Mundó, Meritxell Borrás y Santi Vila, los ex consellers que se encuentran en libertad provisional, quedan acusados del delito de malversación y un delito continuado de desobediencia grave, por lo que solicita 7 años de cárcel e inhabilitación. En el escrito remitido a la Audiencia Nacional, que investiga al ex major de los Mossos y la ex cúpula de Interior, la Fiscalía solicita 11 años de prisión para Josep Lluís Trapero por el delito de rebelión. El Ministerio Público endurece su criterio contra el ex major de los Mossos, que fue procesado por los delitos de sedición y de organización criminal, acusando a los Mossos de "haber acatado exclusivamente las instrucciones de los políticos catalanes". El criterio de la Fiscalía es distinto al de la Abogacía del Estado, que solicita penas sensiblemente inferiores, siendo la máxima petición para Oriol Junqueras, de 12 años de cárcel, frente a los 25 que pide el Ministerio Público. La Abogacía del Estado se aleja de la Fiscalía en su escrito de acusación a los líderes del 'procès', al no apreciar delito de rebelión, negando el empleo de la violencia. Además de sedición, el abogado del Estado acusa por malversación, pero aún así las penas son sensiblemente inferiores. Mientras pide 12 años de cárcel para el ex vicepresident Oriol Junqueras, y 11 años y medio para los 5 ex consellers en prisión provisional: Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, y Dolors Bassa. Mientras la Fiscalía pide 17 años de cárcel para la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell y los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, la Abogacía del Estado, que les acusa por sedición, considera que su papel fue menos relevante que el del Govern, por lo que solitica 10 años de prisión para Forcadell y 8 años para 'Los Jordis'.

Últimas claves: