Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

A debate en Cantabria24horas.com

CÓMO AFECTA EL CAMBIO HORARIO A NUESTRA SALUD

Enviar a un amigo

Este adelanto de la hora puede provocar algunos desajustes en nuestro organismo, como la alteración de nuestras rutinas de sueño, o la aparición de fatiga. Según la doctora María Consuelo Vilasánchez, psicóloga y miembro de Doctoralia: “El cambio de hora afecta más a nuestra salud de lo que nos parece, ya que debemos adaptarnos a un nuevo horario y, por lo tanto, nuestro ritmo biológico tiene que ajustarse nuevamente”. Y añade: “Lo normal es que los primeros días nos cueste la adaptación y estemos más somnolientos. Además eso puede llevar a que estemos irritables y cansados, o de mal humor, inquietos, y con ansiedad”. Asimismo, Vilasánchez ofrece una serie de consejos para sobrellevar mejor el cambio horario este fin de semana: No agobiarse: “Si los primeros días nos sentimos más irritables, cansados o somnolientos, veámoslo como algo temporal que durará unos días hasta que nos adaptemos. Para ello, podemos hacer actividades más relajantes que nos hagan sentir mejor, como la relajación, meditación o yoga”. Ir modificando poco a poco los horarios de las comidas: “Durante la semana previa al cambio de hora, podemos empezar a adelantar las comidas: Primero, un cuarto de hora antes, luego media hora y finalmente, tres cuartos, con la finalidad de llegar más adaptados. Esto es especialmente importante en bebés y personas mayores, que son a quienes más les cuesta el cambio”. Preparar el sueño los primeros días: “Con el cambio horario tendremos que irnos a dormir antes, así que para tener sueño por la noche podemos eludir las siestas los primeros días, evitar las bebidas estimulantes dos horas antes de ir a dormir y ser previsores, adelantando progresivamente la hora de dormir la semana anterior”. Hacer ejercicio físico: “No es recomendable la actividad física justo antes de ir a dormir, pero sí durante el día”. Evitar la utilización de dispositivos tecnológicos: “Es una actividad estimulante que no nos permitirá el descanso. Por ello, es importante evitar su uso en las dos horas antes de ir a dormir”. Relajarse: “Podemos recurrir a baños relajantes e incluso, promover un ambiente que induzca al sueño con la utilización de luces de intensidad baja”. En relación a la salud, ¿qué horario es más favorable? ¿El horario de verano o el de invierno? En palabras de la doctora: “Para nuestra salud, el horario de invierno es más saludable que el de verano, ya que en ese horario están más sincronizados la salida de la luz solar y el inicio de nuestra jornada de trabajo. Por lo tanto, nuestro ritmo biológico se adapta mejor y el ciclo de sueño-vigilia es más natural que en verano”. Y añade: “En el verano, entre que amanece y nos levantamos aún puede pasar bastante tiempo, por lo que el organismo se ajusta menos a este horario. Además, dormimos menos, lo que puede afectar a nuestra concentración y rendimiento diario”.

Últimos A debate: