Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Hermilio Alcalde del Río, un sabio modesto con un triple magisterio: el pedagógico, ciencia espeleológica y el literario

Mi intención es clara: reafirmar ese gran patrimonio que hoy distingue a Cantabria en el mundo y lamentar que el MUPAC no se ubicara en Torrelavega a pesar de ofrecerse La Lechera como marco también histórico.

Enviar a un amigo
01-08-2020
HERMILIO ALCALDE DEL RÍO, PRESTIGIO DE CANTABRIA Y TORRELAVEGA.
 
El pasado martes asistí al XXX Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo, en concreto la impartida por Joaquín Eguizábal (Pencho), guía de la cueva de Covalanas en Ramales de la Victoria, que fue presentado por José María Ceballos, que fuera en su día responsable de las cuevas de la Diputación Provincial y del Gobierno de Cantabria hasta su jubilación hace ya una década, un profesional querido y respetado por su labor a lo largo de varias décadas como encargado general del mantenimiento de las cuevas y yacimientos prehistóricos de la región.
La conferencia significó una gran satisfacción para mi no sólo por la importancia que tiene Cantabria a nivel mundial en este patrimonio, sino por el reconocimiento -uno más- a la figura de DON HERMILIO ALCALDE DEL RÍO, prestigio para Cantabria y Torrelavega. Una conferencia que sirvió, además, para afianzar mi convencimiento personal de que el Museo de Prehistoria debió ubicarse, como se propuso, en La Lechera de Torrelavega, a pocos kilómetros de Santillana del Mar y Puente Viesgo, referencias de gran importancia en este patrimonio que habla bien a las claras de la antigüedad de nuestra comunidad.
 
La figura de don Hermilio en Torrelavega (1866-1947), de cuya muerte se cumplen ya 73 años, es de las que debieran honrarse permanentemente. Pero no ha sido así. La Casa de Cultura que ahora lleva su nombre, fue aprobada con su referencia en 2003; sin embargo, no se oficializó hasta el 2019. Su descubrimiento del Dobra cuyo recuerdo fue evocado en el centro de la ciudad, se trasladó a un lugar apartado.... y así podíamos continuar. Este palentino que de niño vino a vivir a Torrelavega, donde murió, es una de las glorias de nuestra ciudad.
Aprovecho esta oportunidad para reiterar la vuelta a su lugar de la reproducción en bronce de este descubrimiento del Ara del Dobra de don Hermilio que en 2001 se instaló en el corazón de la calle Serafín Escalante –calle en homenaje del joven malogrado de Viérnoles que pudo llegar a sabio como Menéndez y Pelayo- y enfrente mismo del Mercado de Abastos. Descubierta en 1925 por Hermilio Alcalde del Río, su original se encuentra en el Museo de Prehistoria y Arqueológico de Cantabria. Se trata del ara al dios Erudino que fue colocada como ofrenda en el monte Dobra, y que data del año 399 en la que puede leerse perfectamente en latín la inscripción: “…Cornelius, aldeano de Auniganium, dedico este ara al dios Erudino el X de las Kalendas de Agosto, siendo cónsules Manlio y Eutropio…”
 
Durante casi cuatro décadas ejerció este sabio modesto –así lo define José del Río Sainz, el popular Pick- un triple magisterio que hubiera abrumado con su peso a hombros más robustos: el pedagógico, en la Escuela de Artes y Oficios, educando a generaciones de torrelaveguenses y contribuyendo a la creación de la atmósfera artística que se respiraba en la ciudad del Besaya, ambiente que tuvo su exponente en la Biblioteca Popular que posteriormente se prolongó en Dobra; el magisterio de la ciencia espeleológica, en la que brilló con luz propia, como lo atestiguan sus obras, alguna de las cuales se editó con el patrocinio del Príncipe de Mónaco; y el magisterio literario que produjo dos libros costumbristas de extraordinario valor para el conocimiento de nuestro léxico.
 
Retomo la conferencia de Pencho Eguizábal a la que asistí, que estuvo apoyada por diapositivas y que fue brillante por el dominio del tema del conferenciante que repasó una a una todas las cuevas prehistóricas del valle del Asón y, especialmente, la que él conoce más como es la de Covalanas, en Ramales de la Victoria, la gran joya de este patrimonio en la zona del Asón en el que Cantabria brilla con luz propia al tener nada menos que diez cuevas prehistóricas que la UNESCO ha declarado como patromonio mundial.
 
Sobra la cueva de Covalanas, Pencho Eguizábal señaló que es popularmente conocida como la cueva de las ciervas rojas. Se localiza en la ladera noreste del Monte Pando, encima de la cavidad de El Mirón. Esta última, utilizada como lugar de habitación durante, al menos, los últimos 45.000 años, apuntando que fue descubierta en 1903 por el padre Lorenzo Sierra, en colaboración con Hermilio Alcalde del Río, dos figuras claves de la investigación arqueológica en Cantabria en el descubrimiento y estudio del arte paleolítico.
 
Bien. Mi intención es clara: reafirmar ese gran patrimonio que hoy distingue a Cantabria en el mundo, lamentar que el MUPAC no se ubicara en Torrelavega a pesar de ofrecerse La Lechera como marco también histórico y dejar constancia, una vez más, lo que debemos a DON HERMILIO ALCALDE DEL RÍO. Sin duda, nuestra referencia más torrelaveguense, de la que me cabe el honor de ser con él y Gregorio Lasaga Larreta, miembro por Torrelavega de la Real Academia de la Historia desde que se constituyó, hace ya más de tres siglos, esta institución.