Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

CCOO denuncia que la plantilla de Indra en el búnker del Santander ha mermado un 43% mientras crece en Madrid

La Federación de Servicios de CCOO ha señalado que la plantilla de Indra en este servicio en Solares ha pasado de 91 trabajadores en 2014 a 52 en la actualidad

Enviar a un amigo
CCOO denuncia que la plantilla de Indra en el búnker del Santander ha mermado un 43% mientras crece en Madrid
10-08-2021

 

 

La Federación de Servicios de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha denunciado en nota de prensa que la plantilla de Indra, empresa tecnológica que da servicio al Banco Santander en el búnker de Solares desde 2012, se ha ido mermando de forma injustificada desde el año 2014, tras 2 primeros años de actividad prometedores. Así, han señalado que han pasado de 91 trabajadores en septiembre de 2014 a los 52 que hay actualmente, lo que supone casi un 43% menos de plantilla. “En el último año hemos perdido 20 puestos de trabajo que ya han sido cubiertos en Madrid”, han señalado desde el sindicato.

En este sentido, la Federación de Servicios del sindicato ha lamentado que Indra y el Banco Santander no estén cumpliendo con los acuerdos alcanzados previamente y que garantizaban el empleo en Cantabria.

Desde la organización sindical se ha criticado que la pérdida de puestos no está justificada por un descenso de trabajo, ya que este no ha dejado de aumentar en los últimos años, y pone como ejemplo el crecimiento que ha supuesto la integración del Banco Popular tras su compra en 2017, entre otros. Además, destacan en este sentido que las 2 últimas evaluaciones de riesgos psicosociales realizadas (2018 y 2019) reflejaban la existencia de una evidente sobrecarga de trabajo.

Pablo Toyos, presidente del Comité de Empresa, indica que “el problema no es que falte trabajo sino que se están deshaciendo de la gente que trabaja en el búnker y están contratando a otras empresas en Madrid”. “Llevamos casi 10 años prestando un servicio conjunto con los departamentos de Madrid y la distancia nunca ha sido un problema. Hemos pasado de todo y, aún con ello, recibimos felicitaciones constantes por nuestro trabajo, no entendemos qué motivos pueden tener, de rendimiento está claro que no”, ha sentenciado Toyos.

Por otro lado, el presidente del Comité ha indicado que la infraestructura tecnológica que el banco tiene en Madrid está siendo migrada actualmente al búnker en Solares, es decir, “se traen los equipos y se llevan a los trabajadores, es absolutamente incomprensible” ha dicho.   

Sin acceso a su puesto de trabajo

Desde el sindicato se ha lamentado que a toda esta situación se suma la inseguridad de la plantilla actual, de 52 personas, que no está físicamente en el búnker, sino que se encuentran teletrabajando, sin fecha definida de regreso a su puesto, y a pesar de que el Comité de Seguridad y Salud se ha pronunciado indicando que, en estas condiciones, no pueden teletrabajar indefinidamente.

Además, Toyos ha señalado que en el otro centro ubicado en Madrid se está prestando trabajo de forma presencial desde hace meses, lo que les causa más inquietud aún.

Un proyecto tecnológico de futuro

Desde el Comité de Empresa, conformado en su totalidad por CCOO, se insta al Gobierno de Cantabria y al Banco Santander a que apuesten de forma clara y contundente por este proyecto del búnker y que no lo dejen escapar. Se ha de evitar el desmantelamiento del centro de trabajo y hacer valer los acuerdos previos que garantizaban el empleo en Cantabria. “No puede ser que un proyecto que se vendió en su día como algo revolucionario, una apuesta de futuro para la región, acabe desapareciendo en solo 10 años” ha remarcado Toyos.

Por último, el Comité de Empresa considera que “es una pena perder una opción clara de que Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría en todo el mundo, con presencia en más de 140 países y cerca de 48.000 empleados, siga creciendo en nuestra comunidad y que, la presencia de esta empresa, es una oportunidad excepcional para la creación de empleo en la región, que coincide, además, con la línea del Gobierno de Cantabria de apostar por la llegada de empresas tecnológicas a Cantabria.