Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La reconstrucción del puente Noguerol entre los proyectos a financiar con fondos europeos

La Comisión Campurriana celebra el que esta obra se haya incluido en el programa "Cantabria reactivate".

Enviar a un amigo
La reconstrucción del puente Noguerol entre los proyectos a financiar con fondos europeos
25-11-2020

 Ruinas del puente Noguerol. Imagen de Diario Público.

Este titular de prensa resume la comunicación que hemos recibido el pasado 19 de noviembre de la Directora General de Turismo del Gobierno de Cantabria, Eva Bartolomé, a nuestra solicitud, por lo cual le estamos muy agradecidos. Haciendo breve historia, el puente Noguerol fue prometido y realizado por la Administración del Estado de la época franquista para compensar, en parte, los perjuicios que la construcción del Pantano del Ebro iba a ocasionar en el entorno, pero cuando ya estaba terminado y antes de ser inaugurado, se hundió en su parte central en el año 1952. Posteriormente, en lugar de ser reparado el puente, como sería lógico, fue dinamitado por el Ejército.

Este hecho ocasiona que ambas riberas del Pantano del Ebro permanezcan desde entonces sin comunicación directa, a la vez que constituye un incumplimiento del compromiso histórico del Estado con las comarcas de Campoo y del norte de Burgos. Pero hay más argumentos a favor de la reconstrucción del puente Noguerol. Así, recordamos que los afectados por las expropiaciones del embalse recibieron unas míseras indemnizaciones, abonadas una vez transcurridos 20 años y sin actualizar.

Hoy en día, la mayoría de los municipios del entorno del Pantano del Ebro son áreas calificadas de muy escasamente pobladas (con una densidad de menos de 8 habitantes por km2 ), consecuencia sobre todo de la construcción del propio embalse, de manera que el nuevo puente potenciaría la comunicación y la cohesión territorial, fijando población y frenando el proceso de despoblamiento y envejecimiento que sufren. Serviría, en definitiva, para revitalizar la maltrecha economía que el Pantano viene ocasionando en estas comarcas, mientras genera riqueza en las regiones que atraviesa el Ebro, aguas abajo.

El pasado 21 de octubre el Gobierno de Cantabria informaba de que presentaría un total de 102 proyectos, correspondientes al “Plan Cantabria Reactiva” por valor de 2.673 millones de euros, al Gobierno central para su envío a la UE y así optar a su financiación con las ayudas del Fondo Europeo de Recuperación. Entonces ya nos sorprendió que entre los 102 proyectos seleccionados no se incluyese el correspondiente a la reconstrucción del puente Noguerol, tan demandado para unir el sur de Cantabria (Campoo de Yuso) con el norte de Burgos (Arija). Sí se contemplaba en la relación, en cambio, el proyecto de “Rehabilitación integral del túnel de La Engaña”, por valor de 4,75 millones de euros.

Unos días después, el 27 de octubre, el Gobierno de Cantabria y la Junta de Castilla y León firmaban un Convenio de colaboración, en Arija, para la prestación de servicios en zonas limítrofes de ambas Comunidades Autónomas. En el transcurso del acto, el Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y su homólogo de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, hablaron, refiriéndose al túnel de La Engaña y al puente Noguerol, de “vergüenza histórica” y de que “son las dos mayores injusticias históricas” que tienen, con lo cual estamos de acuerdo.

Pero mientras el Convenio de colaboración, en su página 15, señala “La constitución de una Comisión específica para el análisis de una conexión por vía verde entre ambas comunidades a través de la recuperación del túnel de La Engaña o de un trazado alternativo”, en ninguna de sus 25 páginas se hace alusión a la reconstrucción del puente Noguerol. Precisamente, dicho puente constituiría un medio estratégico fundamental para la comunicación de ambas orillas del Pantano del Ebro, potenciando así la eficiencia de los servicios que se presten entre Cantabria y Castilla y León.

El mismo día 27 de octubre, representantes de los principales partidos políticos de Cantabria consiguen, por abrumadora mayoría del Congreso de Diputados, autorización para derivar desde el embalse del Ebro el agua que necesite Santander y el Arco de la Bahía hasta un máximo de 25,23 Hm3 anuales. También estamos de acuerdo en que el Pantano del Ebro beneficie a esas grandes poblaciones cántabras, cuya necesidad de agua procedente del embalse en el futuro va a seguir creciendo, debido a una mayor escasez hidráulica por el cambio climático.

Pero a los representantes políticos, que reconocían “lo que sufrió la comarca de Campoo para tener un pantano que apenas podemos aprovechar en Cantabria”, se les olvidó pedir en Madrid, como compensación para nuestra comarca por el suministro de agua que se trasvasa al norte de Cantabria, la reconstrucción del puente Noguerol. Comisión Campurriana para la Historia del Pantano del Ebro Reinosa (Cantabria) NIF: G39853031 Esta Comisión Campurriana, desde el principio, venimos considerando prioritario que entre los proyectos que fuese a presentar el Gobierno de Cantabria al Gobierno central, para ser sufragados por el Fondo Europeo de Recuperación que llegará de la UE, estuviese incluido el proyecto de reconstrucción del puente Noguerol.

Para ese mismo fin, los Alcaldes de los Ayuntamientos de Arija, de Campoo de Yuso y de Valderredible y el Presidente de nuestra Comisión Campurriana firmaron una carta el 14 de octubre, a iniciativa del primero, Pedro Saiz, quien la envió a diferentes responsables de los Gobiernos de España, de Cantabria y de Castilla y León. Así mismo, Josu Aramberri, Secretario de la Asociación Cultural Amigos de Arija, promovió el 2 de noviembre una petición en change.org http://chng.it/Y4xcTm4Swz para conseguir la reconstrucción del puente Noguerol, participada también por la Asociación Cultural Santa Águeda, de Campoo de Yuso, y por esta Comisión Campurriana.

Además, los periodistas Jairo Marcos y Mª Ángeles Fernández (con quienes mantenemos una intensa y fructífera comunicación telemática) publicaron el pasado 8 de noviembre un artículo muy completo y detallado en Público: “Noguerol: el puente que se le cayó al franquismo sueña su reconstrucción con fondos europeos”. Tampoco nos olvidamos de la Carta al Director “Campoo y el puente Noguerol”, de Ángel Robledo, aparecida en El Diario Montañés el 4 de noviembre.

De la zona burgalesa, a destacar la publicación del pasado 15 de noviembre en el Diario de Burgos “Noguerol, el puente de la vergüenza”. Todo ello, más lo aportado con anterioridad por diferentes colaboradores, está sumando para conseguir el objetivo final. Muchas gracias a todos.

El hecho de que la Dirección General de Turismo del Gobierno de Cantabria incorpore ahora el proyecto del puente Noguerol al “Plan Cantabria Reactiva”, en concreto al ámbito de “Dinamización del entorno del Pantano”, para optar a que sea financiada su reconstrucción con fondos de la UE, es, sin duda, una magnífica noticia.

Es una condición necesaria, aunque no suficiente, para ver reconstruido el puente. Además, es preciso que los Gobiernos regional y central aseguren que las características del proyecto, en su presentación, se adecuan a las indicaciones de la UE, para su aprobación final. A estas circunstancias se suma la incertidumbre que genera el reciente bloqueo de Polonia y Hungría sobre los acuerdos en torno a los fondos de la Unión Europea.

En cuanto a la Confederación Hidrográfica del Ebro, ya que dicho organismo NO tendría que financiar el puente, según este planteamiento, sí le pedimos que permita y facilite su reconstrucción y la de sus accesos en el espacio que es de su competencia, además de que gestione el correspondiente mantenimiento de la infraestructura, como compensación a su deuda histórica con estas comarcas. Por otra parte, aprovechamos la ocasión para recordar a la Confederación Hidrográfica del Ebro que, ante las inundaciones que sufrieron los vecinos de nuestra comarca hace casi un año, atienda las legítimas demandas que le plantea la Plataforma de afectados por las inundaciones, ya que considera insuficientes las medidas tomadas ante el riesgo de que se repitan.

Conviene recordar que, después de casi 70 años, probablemente estemos ante una de las últimas oportunidades de llegar a conseguir el puente Noguerol, cuyo proyecto viaja en el vagón de cola del último tren que va de Cantabria a Bruselas, haciendo escala en Madrid. Esperemos que tenga un feliz recorrido, para lo cual esta Comisión Campurriana para la Historia del Pantano del Ebro seguirá participando y colaborando cuanto fuere necesario hasta que la reconstrucción del puente Noguerol sea una realidad.

Reinosa, a 24 de noviembre de 2020 Comisión Campurriana para la Historia del Pantano del Ebro

Presidente, Secretario, Tesorero y Vocal: Audelino Robledo Sainz Rafael de Andrés Seco Paulino González García Jesús M. Fernández Navamuel