Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Se cumplen ocho años del adiós para siempre de Manolo Preciado

El que fuera entrenador del Racing falleció tras sufrir un ataque al corazón después de varios días aquejado de un virus, pero dejó muchos recuerdos y una gran huella en todos los aficionados.

Enviar a un amigo
06-06-2020

Cada 6 de junio desde hace ya ocho años se ha convertido en un día de enorme tristeza para los aficionados al fútbol, especialmente los cántabros. Aquel 6 de junio de 2012 nunca será un día más, el día del adiós para siempre de Manolo Preciado. El que fuera entrenador del Racing falleció tras sufrir un ataque al corazón después de varios días aquejado de un virus, pero dejó muchos recuerdos y una gran huella en todos los aficionados.

Manolo Preciado (El Astillero, Cantabria, 28 de agosto de 1957) falleció en Valencia de forma repentina el 6 de junio de 2012, el mismo día en el que había sido anunciado como nuevo técnico del Villarreal. Han pasado ya ocho años.

Como jugador vistió la camiseta de Racing de Santander, Linares, Mallorca o Alavés, entre otros, y como entrenador dirigió en la élite al Racing, Levante, Murcia y Sporting.

Especialmente se le recuerda por la afición del Sporting de Gijón. En el banquillo de este equipo estuvo de 2006 hasta 2012, cuando fue destituido a mitad de temporada. La afición gijonesa le dedicó su último ascenso a Primera, cuya celebración coincidió con el tercer aniversario de su fallecimiento.

A la memoria de Manolo Preciado también hay dedicada una alameda y una estatua en los alrededores del Molinón. Cada verano, además, se disputa un memorial en su recuerdo con la presencia de los equipos a los que estuvo vinculado.

Como cada año, las redes sociales le hacen su particular homenaje viralizando el hashtag #EternoPreciado. En el octavo aniversario de su adiós, todos siguen llorando el adiós de Manolo Preciado.

Ocho años después son muchos los racinguistas y futboleros, en general, que le recuercan. Eterno Manolín Preciado.