Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

LOS AJUSTES DE EMPLEO Y CIERRES DE OFICINAS EN LA BANCA NO CESAN: AHORA IBERCAJA

Enviar a un amigo
LEEMOS EN EXPANSIÓN Los ajustes de empleo y el cierre de oficinas no cesan en la banca española con o sin fusiones. Ibercaja acaba de presentar el que será su quinto Expediente de Regulación de Empleo (ERE) desde 2013, cuando adquirió Caja 3. El banco ha planteado a los sindicatos un ajuste de hasta 550 empleos y el cierre de unas 160 oficinas, según fuentes de la negociación. Ibercaja tenía 1.100 oficinas y más de 5.100 empleados a septiembre de 2019, según las últimas cuentas publicadas. Es decir, la entidad se plantea reducir casi un 11% la plantilla y echar el cierre al 14% de la red actual. En una entrevista con EXPANSIÓN, Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja, asumía que el banco tendría que aplicar un nuevo ERE si los tipos de interés no subían en el medio plazo. El BCE ha dibujado un horizonte indefinido de tipos bajos, incluso considera que tiene margen para bajarlos aún más. El último ERE de Ibercaja, pactado con los sindicatos en 2017, afectó a 590 empleados y supuso el cierre de 140 oficinas. La dirección del banco aragonés se había comprometido con los sindicatos a no hacer un nuevo ajuste al menos hasta 2020. Ibercaja negociará con los sindicatos el nueve ERE durante el mes de marzo. La idea es cerrar la negociación antes de Semana Santa. El banco alega causas económicas y el aumento de las operaciones digitales para justificar el ERE. Las cifras presentadas en la reunión de hoy previsiblemente se rebajarán, como suele ser habitual en estos procesos. Ibercaja ofrecerá bajas incentivadas y prejubilaciones para tratar de llegar a un acuerdo con los sindicatos. Ibercaja, noveno banco por activos, tiene que salir a Bolsa antes de que finalice 2020 por imperativo legal. Pero la situación del mercado y el contexto de bajos tipos de interés por un periodo de tiempo indefinido hacen que el banco se plantee pedir al Gobierno una prórroga, como admitió recientemente José Luis Aguirre, presidente del banco. Ibercaja tiene una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 4,3% y una morosidad del 4,6%.

Últimas Horas Económicas