Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

LA ACTIVIDAD RESURGE PERO EL CONSUMO NO DESPEGA

Enviar a un amigo
LEEMOS EN CINCO DÍAS A una semana de que decaiga el estado de alarma decretado el 14 de marzo por la crisis del coronavirus en toda España, la reactivación económica da otro paso al frente al precipitarse ya la puesta en marcha de casi la totalidad de los negocios, aunque con la preocupación puesta en el nivel de consumo, principalmente en comercio y hostelería. Según autónomos y patronales, los ingresos han caído sustancialmente y no se recuperarán nada más se levante la orden, el día 21 de junio, de la misma forma que no lo han hecho todavía en Galicia, que ya se encuentra en la “nueva normalidad”. Las aperturas de los establecimientos de comercio y hostelería rozarán a lo largo de esta semana el 100% en todo el país, según contó a este diario el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, subrayando sin embargo que el comercio está experimentando unas facturaciones del 30% en comparación con las que el sector tenía el año pasado en esta época del año. Por su parte, el presidente de la Confederación Española del Comercio (CEC), Pedro Campo, también señaló que los ingresos en el sector están en el 30-35% con respecto a un periodo normal y es más negativo con respecto a las aperturas, asegurando que sus cifras arrojan un 80% de negocios en marcha sin expectativas de llegar al 100% a corto plazo. Así apuntó que buena parte de ese 20% que falta a día de hoy serán establecimientos que tendrán que cerrar de forma definitiva. Destacó que “mientras no haya una vacuna será muy complicado volver a una normalidad como la que teníamos antes”, incidiendo en la necesidad de que el Ejecutivo prorrogue los ERTE más allá del 30 de septiembre. Las restricciones en el comercio en las zonas en fase 3, donde ya se encuentra el 75% de la población, pasan por la limitación del aforo a un 50%, mientras en la fase 2, donde todavía permanecen la Comunidad de Madrid, Barcelona, Lleida y cuatro provincias de Castilla y León, el límite es del 40%, pero en ambos estadios está permitido la apertura de los centros comerciales. En el caso de Galicia, la región se rige por la “norma del 75%”, que es el límite de todos los establecimientos, menos en el caso de los nocturnos, que solo podrán habilitar terrazas al aire libre. Con respecto a la hostelería, el presidente de UPTA señaló que hay dos ritmos, el de la parte del sector que puede vivir de las terrazas, aparte de del interior del local, que según sus datos se está recuperando al 100%, y por el contrario, los establecimientos que viven de la gastronomía como los restaurantes, que siguen con restricciones de espacio que hacen que todavía no tengan ingresos suficientes. Los establecimientos hosteleros tienen permitido desde la fase 2 el uso del interior del local, aunque en esta el aforo es del 40% (con la posibilidad de aumentarlo hasta el 50% por las regiones) que sube hasta el 50% en el último estadio de la desescalada, donde las terrazas se pueden habilitar hasta el 75% de su aforo. La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) destacó la semana pasada, cuando ya habían abierto sus negocios 9 de cada 10 autónomos, que la facturación media había caído en un 60% interanual en los cinco primeros meses de 2020. Asimismo, la patronal Hostelería de España aseguró que, aunque al final de la fase 3 en cada territorio abrirían el 100% de los locales que podían hacerlo (en la fase 2, las aperturas no pasarán del 60-70%), existe un gran riesgo de que alrededor del 20% de los bares no pueda volver a retomar su actividad. Aun así, en la peor de las situaciones están los sectores de las actividades recreativas, la educación infantil, los centros de ocio o la producción de eventos, que permanecen paralizados total o mayoritariamente, según la asociación de autónomos Uatae. Esta organización también estima que el nivel de reaperturas comerciales supera ampliamente el 90% y en determinadas zonas como las ciudades de Madrid o Barcelona y sus áreas metropolitanas, donde la desescalada ha sido más lenta, "estamos en un momento de práctica totalidad en la reapertura del pequeño comercio". Sin embargo, en línea con lo anterior, en términos de afluencia de público y de volumen de negocio del sector, "la recuperación de actividad real sigue resentida, especialmente en municipios medianos y grandes y áreas urbanas de todo el país -por debajo del 60% en la facturación-, en contraste con el medio rural, donde sí se percibe una intensidad más normal".

Últimas Horas Económicas