Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

LA DECLARACIÓN DE CIFUENTES

Enviar a un amigo

Cristina Cifuentes, ex presidenta de la Comunidad de Madrid, se sienta en el banquillo de los acusados en estos días por el conocido como 'caso máster', en el que se le acusa de falsedad documental y por lo que la Fiscalía pide 3 años y 3 meses de cárcel para la ex política.

La misma condena que piden para María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

La tercera encausada en el caso, Cecilia Rosado, fue la directora del máster en cuestión quien ha admitido en su comparecencia ante el juez que falsificó el acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cifuentes por presiones por parte de Feito, algo que la ex asesora ha negado, aunque sí ha admitido conversaciones con ella pidiéndole el trabajo de la política.

Cristina Cifuentes señala que ella actuó "de buena fe"

Cifuentes asegura que ella no pidió falsificar ningún acta, de hecho, explica que ella desconocía que en los TFM hubiese un acta, y ha señalado que cuando saltó a la prensa el tema, ella pidió a su equipo que solicitasen a la URJC "los documentos acreditativos de que había cursado el máster”, "el título o una copia, una copia de la matrícula y del pago de la matrícula, y pedí también una certificación académica personal donde constaran las 12 asignaturas y el TFM”, ha explicado.

Pero sostiene que le enviaron "otro papel" que recalca que "no pidió", el acta, que posteriormente lo enseñó a los medios como prueba de que cursó el máster porque le daba "garantía" la universidad. Reseña que ella "actuó de buena fe".

No conserva ninguno de sus supuestos trabajos

Al preguntarle por los múltiples trabajos que alega entregó a la universidad, ha comentado que no guarda ninguno porque los entregaba en papel a Álvarez Conde (ya fallecido) y que supone que él se los haría llegar a los profesores, pero que no los guarda porque "probablemente" los destruyó una vez obtuvo las calificaciones.

"Con el resto de los profesores no tenía relación", ha confirmado Cifuentes. Ha subrayado que ella comunicó su situación de imposibilidad de acudir a las clases por su dedicación parlamentaria y que fue Álvarez Conde quien le confirmó que no pasaba nada y que era posible cursar el máster tan solo con la presentación de varios trabajos. (Unos trabajos de los que no se tiene constancia y que no se han aportado al procedimiento).

Últimas claves: