Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Solo la familia y casi un centenar de personas pudieron asistir al funeral por Adolfo Pajares Compostizo

La parroquia de La Asunción dirigida por Juan Carlos Rodríguez del Pozo organizó el funeral con la asistencia que se permite en la fase 1 de la desescalada, en vigencia del estado de alarma.

Enviar a un amigo
Solo la familia y casi un centenar de personas pudieron asistir al funeral por Adolfo Pajares Compostizo
14-05-2020

ALREDEDOR DE 13O PERSONAS asistieron en la tarde de este jueves al funeral por el fallecido Adolfo Pajares Compostizo, abogado y empresario, que fuera presidente de la Asamblea Regional (desde 1998 Parlamento de Cantabria) desde 1990 a 1999. De los asistentes, cincuenta personas eran miembros de la familia ya que Adolfo contaba con ocho hijos y veinticuatro nietos.

La parroquia de La Asunción dirigida por Juan Carlos Rodríguez del Pozo organizó el funeral con la asistencia que se permite en la fase 1 de la desescalada, en vigencia del estado de alarma. 

Las personas que asistieron por amistad con Adolfo Pajares comenzaron a llegar al templo sobre las 15,30 horas, abriéndose las puertas a partir de las dieciséis horas. De acuerdo con las normas el público fue penetrando en el templo guardando las normas que Sanidad ha dispuesto para este tipo de ceremonias. 

El acto religioso ha sido muy emotivo ya que tomaron la palabra al final del mismo varios nietos que recordaron a su abuelo Adolfo. La viuda, Menchu Sastre, estuvo muy arropada por toda la familia. 

Por parte del párroco que ofició auxiliado por cuatro sacerdotes (dos de ellos padres de los Sagrados Corazones) se destacó la figura de Adolfo Pajares Compostizo, mencionando la asistencia de algunos concejales del Ayuntamiento y de representantes de las instituciones de Cantabria. 

Muchas coronas y ramos de flores acompañaron a Adolfo Pajares a su última morada, en el cementerio de La Llama. 

Se ha sabido que Adolfo Pajares acudió acompañado de familiares en la tarde del martes al hospital Valdecilla.  En torno a las 9 horas del miércoles, fue llevado al quirófano para una operación inicialmente sin riesgo. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo -la duración se había anunciado que concluiría en una hora- los familiares comenzaron a alarmarse, hasta que en torno a las 13 horas un médico del equipo les comunicó el fallecimiento y la imposibilidad, finalmente, de salvarle la vida una vez que le detectaron una obstrucciòn en la aorta. Al parecer, el riesgo de la intervención a la que se sometiò Adolfo es bajísimo; sin embargo, la aparición de una complicación muy grave provocó el desenlace conocido. 

En la imagen de Pipi Campuzano se observa el féretro rodeado a numerosas ofrendas florales.