Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Balonmano Torrelavega estará en cuarentena hasta al menos el 9 de febrero

Ocho jugadores y dos integrantes del staff técnico

Enviar a un amigo
04-02-2021

 

El Bathco BM Torrelavega no ha podido esquivar la rápida propagación del COVID-19 entre los efectivos de su primera plantilla. La detección de cinco positivos el pasado sábado hacía previsible esperar algún contagio más durante los próximos días y así ha sido. Las pruebas PCR realizadas a toda la plantilla y al cuerpo técnico del conjunto torrelaveguense han corroborado ese presagio. Actualmente, el club presenta 10 positivos entre los integrantes del equipo que milita en la División de Honor Plata: ocho jugadores y dos integrantes del staff técnico. A pesar del incremento, son el doble de casos respecto a los notificados el sábado, todos se encuentran en buen estado de salud y están siguiendo los protocolos de actuación establecidos por el Servicio Cántabro de Salud para estos casos.

Positivo y negativos están obligados ahora a permanecer en cuarentena domiciliaria al menos durante los 10 días siguientes a su contacto con un positivo. Es decir, siempre que no aparezca ningún síntoma nuevo, los jugadores podrán recuperar la normalidad el día 9 de febrero. En el caso de los positivos, además de los diez días, deben encadenar un mínimo de tres jornadas sin tener ningún síntoma.  

Ante esta circunstancia, la junta directiva solicitó el aplazamiento del próximo partido liguero de los naranjas. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Balonmano atendió el requerimiento del club y aplazó el choque previsto para el próximo sábado y que iba a enfrentar a los de Mozas contra Vestas BM Alarcos Ciudad Real. Estos dos aplazamientos condicionarán notablemente el regreso del Bathco BM Torrelavega a la competición porque tendrán que disputar ambos partidos antes de que acabe la primera fase del campeonato. Es decir, antes del 28 de febrero.

Si no se produce ningún contratiempo adicional, esta situación obligará a los de Mozas a disputar cinco encuentros, entre los que están las visitas al Quijote Arena y al Pabellón de los Sueños de Alcobendas, en dos semanas y media. Para intentar paliar los efectos del confinamiento y tratar de mantener el tono físico del equipo, Nacho Torrescusa ha diseñado un programa de entrenamientos individuales para realizar en casa.