Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Casado Soto trabajaba desde hace un año en una biografía de González Echegaray, su gran referente

EL FUNERAL se celebrará este lunes, a las 20 horas, en la Catedral de Santander. El entierro se llevará a cabo en la intimidad familiar.

Enviar a un amigo
05-09-2014

Por JOSÉ RAMÓN SAIZ.
De la Real Academia de la Historia.
 
LA NOTICIA DE LA MUERTE DE JOSÉ LUIS CASADO SOTO en accidente de tráfico en la tarde de ayer, viernes, es un duro golpe para la cultura de Cantabria ya que era un referente en la continuidad de la obra histórica de su gran maestro que fue Joaquín González Echegaray (fallecido en marzo de 2013) al que admiraba y con quien se sentía muy unido, al igual que con otro historiador, erudito e investigador de la historia de nuestra prensa, como fue José Simón Cabarga, que fue el primer miembro de la Asociación de la Prensa de Cantabria en acceder a la Real Academia de la Historia.


Cantabria pierde a Casado Soto al año y medio de fallecer don Joaquín y, con seguridad, muchos de los trabajos que dejó "huérfanos" el maestro de historiadores -aquellos que tenía en marcha- estaban en las buenas manos de José Luis. Sabemos que trabajaba desde hace un año en una biografía de don Joaquín, sin duda de gran interés, más si se estaba escribiendo por una persona que le conoció a fondo y que le siguió en su trayectoria, al igual que a su hermana, Carmen González Echegaray. Pero ahora, con su inesperada muerte, se quiebra una linea de trabajo enriquecedora para la historia de Cantabria a través de investigaciones y trabajos siempre rigurosos y pacientemente elaborados, a los que tenía acosumbrados.


En esta valoración de urgencia solo podemos decir que la cultura de Cantabria queda un poco huérfana con la muerte de Casado Soto, que tiene aun un significado mayor si reitero -y recordamos- que  José Luis era el mejor intérprete y continuador de la obra de don Joaquín al mantener una identidad común forjada a lo largo de muchos años de colaboración mutua. Sin duda, estamos ante unas horas muy tristes para la cultura cántabra.

NOTICIAS ANTERIORES
©GrupoDiariocrítico/Agencias
 
   El hombre que ha fallecido esta tarde en un accidente de tráfico en Valdáliga (Cantabria) es José Luis Casado Soto, ex director del Museo Marítimo del Cantábrico, según han confirmado fuentes cercanas a la familia
   Casado Soto, de 69 años y natural de Santander, ha muerto a las 20.15 horas en el Hospital Comarca Sierrallana de Torrelavega, a donde fue trasladado tras el siniestro, que tuvo lugar en torno a las 18 horas en la Autovía del Cantábrico (A-8) a la altura de la localidad de Caviedes, en el municipio de Valdáliga.
   El exdirector del Marítimo, que viajaba solo, colisionó por alcance contra un camión, quedando su coche debajo de este último vehículo, cuyo conductor salió ileso.
   A consecuencia del impacto, quedó atrapado dentro de su turismo, del que tuvo que ser excarcelado por los bomberos del 112 del Parque de Valdáliga. Fue atendido en el lugar de los hechos por efectivos del 061 y trasladado después a Sierrallana, donde falleció.
AUTOPISTA CORTADA
   El accidente tuvo lugar en el kilómetro 254,400 de la A-8 en dirección a Torrelavega y Bilbao, y la autopista quedó cortada desde la colisión hasta el fin de la intervención de los equipos de rescate, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno y del Servicio de Protección del Ejecutivo regional a esta agencia.
   Tras recibir la llamada de aviso, el Centro de Gestión de Emergencias del 112 movilizó a bomberos del Parque de Valdáliga, Guardia Civil, Mantenimiento de Carreteras y al 061.


CASADO SOTO
   José Luis Casado Soto era experto en historia naval y había publicado diversos artículos y ensayos sobre la historia de la Armada Española.
   Fundador del Museo Marítimo del Cantábrico, --infraestructura que depende de la Dirección de Cultura de la Consejería--, fue su director hasta que se jubiló.

   El puesto quedó vacante y salió a convocatoria pública mediante libre designación, reservada a funcionarios de carrera que reunieran los requisitos. Desde entonces, el biólogo Gerardo García-Castrillo dirige el Museo.

 

loading...