Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

El paro sube un 0,2% en Cantabria y la Seguridad Social suma casi 100.000 cotizantes más en España

La Seguridad Social comienza a recuperar afilados y se crean empleos

Enviar a un amigo
02-06-2020

EL PARO EN CANTABRIA SUBIÓ EN 87 PERSONAS EN MAYO EL O,2 POR CIENTO, según datos facilitados por los Ministerios de Trabajo y Economía Social y de Empleo y Seguridad Social. De acuerdo con esta información, el número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 87 personas en mayo, lo que supone un 0,2% más que en abril, menos de lo que lo hizo la media nacional (0,2%). En cuanto a la Seguridad Social en Cantabria se incrementó su número en 1.194 cotizantes.

En comparación con mayo de 2019, el paro se disparó en Cantabria un 23,9%, menos que la media (25,3%), correspondiente a 8.445 desempleados más que entonces. De acuerdo con esta situación, Cantabria cuenta con 43.756 personas sin empleo en el quinto mes del año.

Nivel nacional

En España el desempleo ha aumentado en 26.573 personas respecto al mes anterior, con un ritmo de crecimiento mensual que se ralentiza hasta el 0,69%.

El número de personas registradas en el mes de mayo ha aumentado en 778.285 trabajadores en relación con el mismo mes del año pasado, un +25,27%. El número total de parados asciende a un total de 3.857.776 personas.

El desempleo por sectores

Por sectores económicos, el paro registrado respecto a abril desciende en la construcción, en 23.717 personas (-6,89%) y en la industria con 262 personas paradas menos (-0.08%). El paro registrado sube, sobre todo, en el sector Servicios con 40.784 demandantes más (1,50%), en Agricultura sube en 710 trabajadores (0,43%) y, por último, en el colectivo Sin Empleo Anterior, se incrementa en 9.058 personas (3,30%).

El paro por sexos y edades

El desempleo masculino se sitúa en 1.666.098 personas, al bajar en 13.305 personas (-0,79%). El número de trabajadoras en paro, sin embargo, se incrementa en 39.878 (1,85%) personas respecto al mes anterior y deja el registro de desempleo femenino en 2.191.678 trabajadoras, que se debe a la afectación por sectores. En términos interanuales, el paro masculino se eleva en 415.286 (33,20%) personas, y el femenino se incrementa en 362.999 (19,85%).

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años se incrementa en 7.752 personas (2,43%) respecto al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años sube en 18.821 (0,54%).

El paro por comunidades

El paro registrado baja en 7 comunidades autónomas encabezadas por Andalucía (-9.210), Castilla La Mancha (-5.075) y Extremadura (-4.056). Sube, en cambio, en las 10 restantes. Sobre todo, en Cataluña (15.339), Madrid (14.336) y Canarias (6.093).

Los ERTE

El SEPE ha reconocido 3.748.009 prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras. Dado que hay trabajadores a los que ha afectado más de un ERTE, esta cifra es mayor al total de beneficiarios. El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas. Quedan pendientes nuevas prestaciones o las que hay que subsanar errores.

La Seguridad Social registra 18.584.176 afiliados

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de mayo fue de 18.584.176, lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes (un 1% más). Este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se produjo durante abril y de 833.979 de marzo.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 18.556.129 personas, lo que representa un aumento de 97.462 cotizantes respecto a la media de abril (un 0,53% más). En el mes anterior, la caída fue del 2,88%, es decir, 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo.

Hay que señalar que el impacto de la pandemia del coronavirus se empezó a apreciar de forma notoria a partir del día 12 de marzo, por lo que en el análisis del dato de marzo y abril se hizo hincapié en el comportamiento a lo largo del mes, por encima de la media mensual, que era entonces menos representativa.