Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La jueza Rodríguez-Medel finalmente archiva la causa contra el Gobierno por el 8-M

En su auto, afirma sobre el delegado del Gobierno: "No tuvo un conocimiento cierto, objetivo y técnico del riesgo que para la salud de las personas entrañaba la realización de manifestaciones y concentraciones".

Enviar a un amigo
12-06-2020

Es una última hora que lo cambia todo en la estrategia de la oposición a la hora de culpar al Gobierno de permitir las manifestaciones feministas del 8 de marzo a pesar del comienzo de la epidemia de coronavirus en nuestro país.

La jueza Carmen Rodríguez-Medel, titular de juzgado número 51 de Madrid, ha decidido este viernes archivar la causa que investigaba las posibles responsabilidades penales por parte del delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, y que suponía en extensión una causa contra el Ejecutivo y su gestión en el comienzo de la crisis sanitaria. Se acusaba a Franco de "prevaricación administrativa".

Rodríguez-Medel ha concluido que Franco no tenía datos sobre la evolución de la pandemia como para prohibir las grandes concentraciones que tuvieron lugar esos días en la región madrileña, más allá de las marchas feministas del domingo 8 de marzo. En su auto, afirma sobre el delegado del Gobierno: "No tuvo un conocimiento cierto, objetivo y técnico del riesgo que para la salud de las personas entrañaba la realización de manifestaciones y concentraciones".

También añade que "no recibió comunicación o instrucción sanitaria sobre este particular y tampoco la recabó de oficio de ninguna autoridad competente en el ámbito sanitario".

Tanto la Fiscalía como al Abogacía del Estado pidieron a la titular del juzgado que archivara el caso, pero ésta decidió continuar con la causa. Ahora la archiva, pero sólo provisionalmente.

El caso ha provocado varias polémicas, como el cese del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos al saberse que éste había realizado un informe muy perjudicial para el Gobierno, en el que se consideraba que no debió celebrarse la manifestación del 8-M y otros eventos porque ya había datos como para prohibirlos. Sin embargo, el informe estaba lleno de inexactitudes y contradicciones, además de errores, que obligaron a repetirlo.

Además, el perito forense también realizó un informe por su parte que fue tildado de claro ataque al Ejecutivo para culparle de los contagios.

La declaración de Franco

 

(Foto: Chema Barroso)
(Foto: Chema Barroso)

Esta semana, concretamente el miércoles, declaró presencialmente ante Rodríguez-Medel el propio Franco, y explicó que no se consideraba responsable del 8-M porque "no había ningún elemento que me llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental, cuando se celebraban ese día otros eventos en Madrid que no tenían que ver con los derechos fundamentales. No está acreditado que el incremento de casos el 9 de marzo tuvieran que ver con las manifestaciones del día anterior. Se hizo lo que en aquel momento marcaba la ley y lo que nos decían los expertos sanitarios que se podía hacer", dijo a los medios a la salida de declarar.

Franco ha señalado que si bien las manifestaciones no se autorizan, podría haberse prohibido eventualmente la del 8-M, pero "no había ninguna recomendación que llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental".

El delegado del Gobierno en Madrid manifestaba su disconformidad con los informes elaborados por la Guardia Civil: "Me gusta ser cauto, estamos en un proceso judicial y tengo mi opinión pero ahora no puedo manifestarla".