El Racing baja a los infiernos de la Segunda B tras la victoria del Mirandés

No habrá tensión hasta el último partido ya que el equipo cántabro no fue capaz de mantener el 0-2 y el Mirandés gana en Córdoba. Ahora, una temporada en una categoría que compartirá con equipos como Gimnástica y Noja.

Enviar a un amigo
31-05-2013

"Los futbolistas están molidos. Abatidos, hundidos. Es como si no hubiese nadie". Así definía el técnico verdiblanco el estado de ánimo de unos jugadores que, desolados por el descenso, mantenían en silencio sepulcral su vestuario, según recogemos de la web del Real Racing. No era para menos. La victoria del Mirandés en Córdoba hizo imposible el milagro deportivo. Para colmo, un partido que se mereció ganar de forma holgada, se acabó empatando, complicándose la cuarta plaza, esa en la que "hay que pensar, por si acaso. Vamos a luchar por ella, por supuesto", dijo Alejandro Menéndez.

Es un orgullo ver a la afición volcada con su equipo. Desde media hora antes hasta casi una hora después. Aplaudiendo, animando, alentando, dejándose la garganta para ayudar a su equipo. Gritos de "Sí, se puede", "el Racing hasta la muerte", "Ahora más que nunca Racing de Santander"... Impresionante. Gracias, de corazón. Así se lo manifestaron los propios futbolistas, nada más acabar el encuentro y después de ducharse, pues muchos continuaban en la grada. Gracias, gracias y mil veces gracias.

Del partido poco se puede decir. Que el Racing lo manejó a la perfección, que controló el choque totalmente, que mereció ganar y que al final, por empuje de su rival, acabó empatando, dejándose dos puntos preciosos. Tercera visita en su historia del cuadro cántabro a Ponferrada, tercer empate.

EMPATE A DOS GOLES

La Ponferradina y el Racing de Santander firmaron un empate que no sirve a ninguno de los dos, ya que manda a los cántabros matemáticamente a Segunda B y deja a los bercianos fuera del 'playoff' de ascenso a falta de la última jornada.

El equipo cántabro advirtió pronto a los locales de lo que iba a ser el partido, ya que a los tres minutos Francis se plantó solo ante Santamaría, pero el portero consiguió evitar el gol.

Lo que no pudo evitar la Ponferradina fue que el Racing controlase de principio a fin la primera mitad y plantease muchos apuros a los blanquiazules, incapaces de imponerse en ninguna faceta.

Los visitantes venían amenazando en cada llegada, pero consiguieron adelantarse en un córner, que Marcos Gullón cabeceó a la red para alegría de los aproximadamente 500 aficionados cántabros que acompañaron a su equipo en El Toralín.

Aunque la Ponferradina trató de asomarse al área contraria, no encontró la tecla para activar su juego de ataque y, en cambio, siguió sufriendo ante un Racing que no llegó a disponer de grandes ocasiones, pero que daba sensación de peligro cada vez que se enfrentaba a la defensa blanquiazul.

Consciente de la situación, Claudio Barragán modificó a su equipo tras el descanso dando entrada a Lafuente y al goleador Yuri para afrontar la segunda parte.

Pero el Racing cortó cualquier intento de reacción por la vía rápida, porque nada más reanudarse el partido obligó a Santamaría a salvar un gol de Quini sobre la raya y justo después Jairo aprovechó un envío largo para plantarse ante el portero y marcar el segundo.

Aunque en ese momento la victoria del Mirandés en Córdoba hacía imposible la salvación, los cántabros siguieron cumpliendo con su parte ante una Ponferradina que se lanzó a por su gol, pero siguió sin inspiración en el campo contrario.

Hasta que por fin la encontró en una jugada por la banda derecha que culminó Máyor de espuela para avivar la recta final.

La Deportiva se volcó definitivamente a por la remontada que necesitaba y encontró a Yuri para firmar el gol del empate tras un centro de Fofo.

El asedio en el descuento sólo sirvió para que los locales generaran una gran ocasión de Yuri que salvó Mario para mantener un empate que no les sirvió a ninguno de los dos.

DECLARACIONES DE MENÉNDEZ

En sus declaraciones previas al partido de esta tarde, el técnico del Racing de Santander, Alejandro Menéndez, decía sentirse «muy seguro» de que su equipo iba a ser capaz de salvar la categoría por la vía deportiva, aunque los fríos números digan que los cántabros están con un pie en Segunda B.

Menéndez confía en que el Racing sume los seis puntos que quedan en juego y que el Mirandés no sea capaz de ganar ninguno de los dos partidos que restan, única opción que le queda al conjuto santanderino para continuar el año que viene en la Liga Adelante, ya que los burgaleses les aventajan en cuatro puntos.

Los males del Racing, como recordaba su propio técnico, vienen de una primera vuelta más que irregular. En las primeras doce jornadas de la competición los cántabros sólo sumaron tres victorias, una racha que se vio rematada con seis derrotas consecutivas que llevaron al equipo a la zona baja de la clasificación.

En la segunda mitad de la liga, los resultados, aunque no excesivamente buenos, daban pie a confiar en que el Racing podría al menos salvar la categoría de forma más o menos cómoda, una vez desechado el objetivo inicial del retorno a Primera División. Sin embargo, otra racha de cuatro derrotas seguidas entre las jornadas 34 y 37 sumió al equipo cántabro en los puestos de descenso que ahora tiene muy complicado abandonar.

En las últimas jornadas los resultados han mejorado para los racinguistas, que ganaron de forma consecutiva a Castilla y Sabadell, pero el empate de la semana pasada en Guadalajara los ha dejado al borde del abismo.

En cualquier caso, el Racing tiene jugadores capaces de conseguir la victoria en cualquier campo, aunque a estas alturas quizás ya no sea suficiente para un equipo que no hace mucho disfrutaba de las mieles europeas.

Para el partido de hoy, trascendental para los racinguistas, Menéndez recupera a Andreu, que forma parte de los dieciocho convocados que viajaron ayer a Ponferrada. Finalmente, Koné también está entre los seleccionados, a pesar de tener algunos problemas físicos debidos a una pubalgia, por lo que la única baja en el conjunto cántabro es la de Herrero, que continúa recuperándose de la operación de rodilla a la que fue sometido a finales del año pasado.

MENÉNDEZ CONVENCIDO DE GANAR LOS DOS ENCUENTROS QUE RESTAN

"Estoy convencido de que vamos a ganar los dos partidos". Así de claro se expresó el entrenador del Racing, Alejandro Menéndez, en la rueda de prensa ofrecida en la mañana de hoy, apenas 48 horas antes de jugar en El Toralín frente a la Sociedad Deportiva Ponferradina (domingo 2- 18,00 horas) la anteúltima jornada del campeonato 2012/13. El técnico verdiblanco explicó que "el equipo cree en sí mismo aunque ha sido necesario recuperar el ánimo de los futbolistas después del empate del pasado fin de semana. Todo el mundo pensaba que íbamos a ganar y fue un traspié. Este próximo encuentro debemos afrontarlo con fuerza, energía y optimismo".

 
Menéndez tiene claro que "nuestro rival se juega mucho, la posibilidad de entrar en el play off de ascenso, pero nosotros nos jugamos mucho más que ellos, así que tenemos que salir enchufados. A ninguno de los dos conjuntos nos vale el empate, el espejo tienen que ser el duelo que jugamos contra la Agrupación Deportiva Alcorcón o los primeros 38 minutos de Almería. Es muy difícil pero estoy convencido del triunfo, no tiene que pesarnos la responsabilidad que tenemos". Además, el entrenador de la escuadra cántabra aseguró que "es para nosotros un orgullo que haya 600 o 700 aficionados que vayan a desplazarse a El Toralín. Nos refuerza mucho que la gente crea en nosotros".
 
Cuestionado sobre la situación clasificatoria, Alejandro Menéndez dijo que "nos lastran mucho los números de la primera vuelta, incluso los registros anteriores a mi llegada. Además, también nos pesan puntos que no hemos sumado por falta de acierto, como pudo ser frente al Club Deportivo Guadalajara, o por errores arbitrales como los días del Barça B o la Unión Deportiva Almería".

 
 
 
Peligro de Saizar
El técnico del Racing se mostró satisfecho con el rendimiento que ofreció Saizar en los minutos que disputó la última jornada ("está físicamente bien y dio sensación de peligro, jugó en Ponferrada y eso puede ser una motivación extra para el") y adelantó que Koné será duda a causa de la pubalgia que le ha impedido entrenar con normalidad durante esta semana: "es duda aunque creo que estará bien para unos minutos, no para el encuentro completo".
 
En la mañana de hoy los verdiblancos se ejercitaron en La Albericia, durante algo más de una hora, en la que ensayaron acciones de estrategia y ultimaron la preparación del encuentro ante la Sociedad Deportiva Ponferradina.