Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

EL SENADO NO ESTA NI SE LE ESPERA

Por Joaquín Díaz Rodríguez

Enviar a un amigo



Todos los entrenadores hemos tenido nuestro periodo de alarma. El equipo no va bien, no obtiene resultados, está en zona de descenso y por lo tanto hay que tomar medidas, hay que actuar para evitar que el equipo descienda de categoría. Se encendió la luz roja de alarma. La primera medida de la directiva es cesar al entrenador. No suele funcionar. En mi caso, cuando ha habido uno de esos periodos críticos, he tratado de buscar soluciones solicitando el apoyo de los auxiliares, de los jugadores, de la directiva e incluso del ayuntamiento de la localidad. Algunos respondieron bien, varios respondieron y otros ni contestaron.

También en la alarma por el coronavirus algunas instituciones han respondido bien: los ciudadanos, las fuerzas armadas, los sanitarios y trabajadores sociales, los profesores, las organizaciones solidarias, el ejército. Varios simplemente respondieron, bien en opinión de unos y mal en opinión de otros: el gobierno, los ministerios responsables, los gobiernos autonómicos, las comisiones del Congreso, el grupo de expertos.  Incluso los diferentes grupos de oposición están haciendo su trabajo; bien en opinión de muchos y mal según la opinión de otros. Otros, sin embargo, ni contestaron a la llamada de alerta; es más, ni están ni se les espera. Un ejemplo de los que no han respondido es el Senado. Y aquí está la clave. Creo que una vez se logre conseguir la nueva normalidad será muy positivo repasar, hacer balance y sacar enseñanzas de lo que ha ocurrido en los tiempos del coronavirus, así como tratar de mantener y potenciar lo que ha funcionado bien y prescindir de aquellas instituciones que no han servido para nada, ni han estado, ni han sido, por tanto, necesarias. En mi opinión, una de estas instituciones es el Senado.

Otros artículos: