Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

LOS ROSTROS QUE DESAPARECEN DE LA PRIMERA LÍNEA POLÍTICA

Enviar a un amigo

 

Vuelta al Congreso tras el veranoVuelta al Congreso tras el veranoAgencias

Los cambios realizados en las estructuras internas de las formaciones en los últimos doce meses dibujan un inicio de curso político con importantes figuras que abandonan la primera línea y nuevos nombres que los reemplazan. El ciclo electoral de 2023, en el que habrá elecciones locales, autonómicas y generales, convierte el actual ejercicio en la antesala de la contienda que tendrá lugar el próximo año.

El PSOE, que aspira a mantenerse cómo el partido de gobierno, es el último que ha realizado cambios de calado. La número dos de los socialistas, Adriana Lastra, dimitió el mes pasado por la necesidad de «tranquilidad y reposo» que aseguró requerir «su embarazo de alto riesgo». Una decisión y un argumento que desde la formación atribuyeron exclusivamente a la que había sido persona de máxima confianza de Pedro Sánchez desde su acceso a la secretaría general socialista. Protagonista durante este tiempo de algunos de los enfrentamientos más ásperos con la oposición, Lastra no ha abandonado su escaño en el Congreso.

Precisamente, su renuncia abrió un escenario propicio para que Sánchez remodelara la estructura interna de la dirección socialista. A pesar de que tan sólo unas semanas antes había negado la mayor, finalmente acabó cesando a sus portavoces en el Congreso y en el partido, Héctor Gómez y Felipe Sicilia, y encumbrando en su lugar al exlehendakari Patxi López y a la ministra de Educación, Pilar Alegría. La tarea de reemplazar a Lastra como vicesecretaria general del PSOE recayó en la ministra de Hacienda y exportavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Igual o más relevantes son los cambios que han tenido lugar en el último año en el principal partido de la oposición. El PP terminará la legislatura con un presidente distinto al que se enfrentó a Sánchez en los últimos comicios. La batalla entre la anterior dirección nacional de los populares y la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso terminó por apear de Génova al entonces presidente Pablo Casado y su mano derecha y secretario general, Teodoro García Egea, quien sigue manteniendo su escaño en la Cámara baja.

La dimisión de Macarena Olona fue la más inesparada incluso en el electorado de Vox

La llegada de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia del PP también ha producido cambios, como es lógico, en su estructura interna. El expresidente gallego recuperó a Esteban González Pons -amigo personal suyo y que se encontraba en el Parlamento Europeo- como vicesecretario Institucional, nombró a Pedro Rollán responsable de Coordinación Autonómica y local; a Elías Bendodo, que hasta el momento era mano derecha de Juanma Moreno en la Junta de Andalucía, coordinador general; a Miguel Tellado, vicesecretario de Organización; a Juan Bravo le designó responsable económico del partido, y a la castellano-manchega Carmen Navarro Lacoba, vicesecretaria de Políticas Sociales.

 

Los portavoces parlamentarios, por su parte, se mantuvieron en su puesto. Javier Maroto en el Senado y Cuca Gamarra en la Cámara baja. Esta última fue incluso nombrada, a pesar de su papel durante la etapa de Casado, secretaria general y número dos de los populares.

Consecuencias electorales

En Unidas Podemos, el otro partido que forma parte del Ejecutivo, desaparece de la escena Enrique Santiago, quien ostentaba el cargo de secretario de Estado para la Agenda 2030. La proximidad del que fue reelegido hace pocos meses secretario general del PCE a la vicepresidenta Yolanda Díaz, y el proyecto que esta quiere impulsar, llevaron a la líder de Podemos, Ione Belarra, a realizar cambios en su ministerio.

La de Macarena Olona, por su parte, fue la dimisión que más sorpresa generó. La exdirigente de Vox había abandonado en abril el ruedo nacional para concurrir como cabeza de cartel de la formación que lidera Santiago Abascal a los comicios andaluces de junio. Pero Vox únicamente obtuvo dos escaños más que las anteriores elecciones y el PP, con quienes aspiraba a formar Ejecutivo, consiguió la primera mayoría absoluta de su historia en la región.

Ciudadanos también contabiliza bajas entre sus filas. Los liberales han visto marchar a uno de los pocos dirigentes que quedaban pertenecientes a la anterior etapa con Albert Rivera: Luis Garicano, quien el 20 de julio anunció que abandonaba su acta como eurodiputado para volver a Estados Unidos a dar clases universitarias de economía.

Otros nombres tan relevantes al principio de la actual legislatura como la exvicepresidenta Carmen Calvo o el líder de Podemos Pablo Iglesias desaparecieron del mapa político durante 2021. La primera, en la crisis de Gobierno que Sánchez acometió el pasado verano, y el segundo, tras el fracaso de las elecciones madrileñas a las que se presentó tras dimitir como vicepresidente del Ejecutivo.

Últimas Editoriales: