SE ACERCA LA SENTENCIA DEFINITIVA DEL XII CONGRESO DEL P.P. DE CANTABRIA

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo
Muchos cántabros  se preguntan qué acontecimiento es el que más podría beneficiar o perjudicar al P.P. de Cantabria y Laredo en las próximas elecciones autonómicas o locales. Máxime cuando  la administración de justicia no se detiene y en pocos días se producirá la sentencia definitiva referida  a las denuncias por irregularidades en el  XII Congreso del P.P. de Cantabria.

Existen en los autos pruebas irrefutables que acreditan que desde Laredo se utilizó la cuenta de un discapacitado intelectual para pagar más de quinientas cuotas de afiliados al P.P. con la finalidad de apoyar la candidatura de María José Saénz de Buruaga.

Quedó también acreditado en juicio que MIguelín ni siquiera conocía a la persona que entregó las claves de su cuenta, ni que autorizara nunca a ingresar en ella  ni un céntimo, ni desde ella se pagara ninguna cuota.

Igualmente quedó acreditado que el marido de la Sra. Saénz de Buruaga, Isabel Urrutia de los Mozos y María José González ingresaron dinero en la cuenta de Miguelín, sin pedirle autorización,  para abonar las más de quinientas cuotas; así como que desde el anonimato y a través de cajeros automáticos se realizaron ingresos dinerarios en la cuenta de Miguelín. Y lo más grave todavía, que desde las sedes del P.P. de Madrid o Santander se pagaron muchas cuotas de forma anónima, a través de internet, sin que nunca se supiera quién ordenó esos pagos.

Tampoco nadie, hasta la fecha, ha explicado por qué se utilizó a un discapacitado intelectual para utilizar su cuenta bancaria. Ni el propio Miguelín lo sabe, a pesar de habérsele preguntado en sede judicial. Lo que sí es cierto es que el uso de una cuenta para pagar más de quinientas cuotas, utilizando sólo los D.N.I. de los afiliados, huele a vulneración de la Ley de Protección de datos, para lo cual se necesitaría un “chivo expiatorio”.

Todos estos hechos y pruebas, gravísimos, acreditan que tanto la presidencia de la Sra.Sáenz de Buruaga, al frente del P.P. de Cantabria,  como todo el aparato de partido por ella nombrada, están asentados en lo que podría ser el mayor pucherazo de la historia de Cantabria en lo que a los partidos políticos se refieren.

Faltan pocos días para que la Sala de la Audiencia Provincial declare si todos estas irregularidades tienen o no sustancia para anular el resultado de ese congreso y obliga o no, a realizar otro nuevo Congreso Regional del P.P. cántabro. Por tanto, toca esperar esperar unos días y comprobar qué deciden los tribunales de justicia para ver si se hace o no justicia en base a los HECHOS PROBADOS  y no a otras consideraciones ajenas.

 En caso de que se anule dicho congreso del P.P. y los jueces decreten que hay que volver a celebrar dicho congreso, se produciría una situación de máxima tensión política, ya que quienes hoy ocupan las máximas responsabilidades en el P.P. de Cantabria se verían así deslegitimados y, por qué no decirlo, QUEMADOS para las elecciones nacionales, autonómicas y locales.

 

“Dura lex, sed lex”.

 

Ramón Arenas.

 

 

Otros artículos: