Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

ECONOMÍA ¿SOCIAL, DE MERCADO?OXÍMORON DE MODA

Por BERNARDO RABASSA

Enviar a un amigo

    

Convencido como estoy, de que la Economía se basa en la libertad de mercado, el intento de las izquierdas e incluso de las religiones, de crear un nuevo tipo de Economía popular, a la que añaden el adjetivo de social e incluso de Mercado, es realmente una inútil búsqueda de la equidad, forzando los conceptos, de lo que son mecanismos diferentes de afrontar el mercado, desde que en Ur ciudad caldea entre el tercer y cuarto milenios antes de Cristo, se produjera el asentamiento de los nómadas, cuna de la economía, por guardar en sus silos parte de las cosechas, es decir creando ahorro, prestamos e intercambio de mercado, nada ha cambiado en la Economía formal, salvo esos intentos fallidos de crear un sistema no capitalista, en base a la filosofía especialmente la marxista e incluso la doctrina social de la iglesia.

Leyendo la News letter del Instituto Acton de Argentina me encuentro con un artículo de P. Gustavo Irrazábal Fuente: La Nación donde dice: Estas ideas está lejos de ser una novedad, incluso dentro de la Iglesia. A comienzos del siglo XX, en efecto, surgió una propuesta social conocida como “distributismo” o “distributivismo”, popularizada por intelectuales católicos de la talla de G. K. Chesterton e Hillaire Belloc. Se trataba de una variante del corporativismo, que veía la competencia en el mercado como algo destructivo y desestabilizador, que debía ser regulado a través de asociaciones por rama de actividad, bajo la supervisión del Estado. Postulaba la más amplia distribución posible de los bienes productivos, un sistema basado en pequeñas unidades económicas y la limitación del comercio internacional para dar lugar a la producción para uso local. Se pensaba que de esta manera los pequeños emprendedores, liberados de la “esclavitud del salario”, lograrían su independencia económica, realizando el sueño que expresaría años más tarde el economista E. F. Schumacher en su libro Lo pequeño es hermoso (1973).

Estas ideas que en forma de cooperativismos, o economías estatales demostraron su ineficacia y fracaso, al derrumbarse las URSS, en la caída del muro de Berlín, muestran como dice Gustavo Irrazabal "La supuesta esclavitud del salario” corre el riesgo de ser reemplazada por la “esclavitud del subsidio”, la relación laboral de dependencia, por la relación informal de clientelismo, y el empresario que responde por sus decisiones con sus propios bienes, por el Estado autoritario que experimenta desaprensivamente con los bienes ajenos”.

Cosa que sucede en España, donde nos estamos arruinando, copiando al chavismo, y al castrismo integrados en el Grupo de Puebla que es un foro político y académico integrado por representantes de la izquierda política latinoamericana. Fundado el 12 de julio de 2019 en la ciudad mexicana de Puebla. De acuerdo a sus fundadores, el objetivo principal es articular ideas, modelos productivos, programas de desarrollo y políticas de Estado de carácter progresista (léase de izquierdas). Está compuesto por presidentes, expresidentes entre otros por Rodríguez Zapatero, referentes políticos y sociales dentro del movimiento progresista y por académicos de 16 países latinoamericanos y España. Así les va a sus economías, hambruna, migraciones y desesperación con caravanas que se dirigen a sobre todo a EE.UU, en busca de una vida mejor.

El fracaso de estas políticas, puede ser aplicado también a numerosos países africanos y a algunos del Sureste asiáticos, diferenciándose de China que de comunista solo tiene el nombre, pues es una sociedad de capitalismo de estado mezclado con un sistema de capitalismo de elites privadas igual que en España o USA. La gran diferencia es la disposición de las libertades individuales, en las relaciones entre las elites, las clases medias y los pobres siempre bordeando la hambruna, subvencionados para que no lleguen a tener que vivir en barrios marginales, las favelas o el chabolismo. Solo la libertad define el mercado y permite a la Economía ser eficaz, ahorradora y rica, lo que le permite un pib per capita que les hace más ricos a todos.

Otros artículos: