Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

TAMBIEN EN TORRELAVEGA PASAN COSAS POSITIVAS DESTACABLES

Por Joaquín Díaz Rodríguez

Enviar a un amigo

Es sabido que aquello que no aparece en los medios de comunicación no existe, no ocurre. Es frecuente que en los medios de comunicación tanto públicos como privados de la región, los acontecimientos sociales, culturales, deportivos…etc. de la segunda ciudad de la región no aparezcan en ellos, que no tengan ninguna aceptación para ellos, que no queden referidos. Es decir, que pasen desapercibido. Que, como digo, no existan.

Suelo presumir de estar bien informado y conocer, y no precisamente leyendo la prensa o viendo el ente público de la TVE en Cantabria, que acontecimientos ocurren en mi ciudad: exposiciones de pintura y fotografía, conferencias, presentaciones de libros, conciertos  de música coral e instrumental, ciclos y representaciones de teatro…etc. etc. No es que haya un gran número de acontecimientos pero si hay varios durante muchas semanas que tienen suficiente calidad y prestigio para ser anunciados, destacados, reseñados y criticados.

Es muy difícil y raro que, por ejemplo, un actor de primer nivel de los que vienen a la ciudad durante el Festival de Invierno sea entrevistado en la prensa o en la TV pública regional o en las páginas y programa generales de cultura, o que cualquier concierto sea descrito y anunciado previamente a que suceda o que se realice algún reportaje de una exposición o del artista que la presenta. En muchas ocasiones, y con suerte, se comenta el asunto cuando ya ha sucedido.

El trato que hacen esos medios, principalmente los medios escritos regionales y la TV pública regional, es absolutamente distinto cuando los acontecimientos ocurren en la capital. No importa la calidad de los mismos, ni la importancia, ni la trascendencia. Simplemente no se presentan, no se anuncian, no se destacan y, por lo tanto, no existen.

Es una queja que ya he explicado en otras ocasiones y que he comentado con amigos, conocidos, protagonistas y profesionales de esos actos. Todos coincidimos. La percepción de esta situación es compartida por la mayoría de ellos. No hay un trato correcto, ni adecuado a lo que ocurre culturalmente en la ciudad. Se vela, de esta manera, una realidad y no se revela su importancia y trascendencia.

A responsables de los medios se les llena la boca cuando hablan de la necesidad de apoyos que necesita esta ciudad por el fuerte impacto que la crisis ha causado, y sigue ocasionando en toda la comarca, pero con comportamientos como los que aquí recojo por parte de los medios de comunicación que he nombrado, el apoyo y la posible ayuda va en la dirección opuesta.

Creo que un poco más de atención a estos acontecimientos, con el tiempo y espacios suficientes, e incluso mayor profesionalidad, ayudaría a que se conociera lo que la ciudad puede realmente ofrecer en actividades de ese tipo. Quizás muchas personas si los conocieran acudirían a disfrutar de ellos, con el consiguiente beneficio para la imagen y ambiente de la ciudad.

 

Otros artículos: