Editorial de Cantabria24horas.com

CIUDADANOS. DE PRIMERA A CUARTA FUERZA EN CATALUÑA

Enviar a un amigo

LEEMOS EN EL PERIÓDICO Vista para sentencia, la tumultuosa legislatura catalana aguarda el veredicto del Tribunal Supremo sobre los líderes del "procés" sorteando las crisis entre los socios del Govern y los estertores del reciente triplete electoral, en el que ERC se impuso por 2-1 a Junts per Catalunya. El examen final serán las elecciones autonómicas que podrían convocarse al calor del dictamen judicial, y en esa asignatura los republicanos le llevan bastante ventaja a los neoconvergentes una vez superado el juicio. Pero de las últimas citas con las urnas también ha salido fortalecido, gracias al tirón de Pedro Sánchez, el PSC, que arrebataría a Ciutadans la condición de primera fuerza no independentista de Catalunya. Según una encuesta elaborada por el Gabinet d"Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, ERC sigue consolidando su primera posición y ganaría las elecciones con el 26,5% de los votos y 40-41 escaños (ahora tiene 32). El partido de Oriol Junqueras, instalado esta legislatura en la vía pragmática y renegando del unilateralismo que alentó en el mandato anterior, mantiene desde los comicios del 2017, en los que quedó tercero, una paulatina tendencia al alza. Desde febrero, antes del juicio, ha sumado un punto y un escaño. El trabajo de campo del sondeo se efectuó a partir de 1.422 entrevistas del 1 al 5 de julio, es decir, antes del encontronazo entre JxCat y ERC por el pacto de los neoconvergentes con el PSC en la Diputación de Barcelona y en pleno debate en las formaciones independentistas sobre si deben facilitar o no la investidura de Pedro Sánchez. En este contexto, el GESOP certifica una vez más la solidez del bloque secesionista, que reforzaría su mayoría en el Parlament al moverse en una horquilla de 71-74 diputados (hoy tiene 70). Sin mayoría en votos Cosa distinta sería, de nuevo, la mayoría en votos. Este hito se le sigue resistiendo al independentismo, pero el juicio del "procés" y el procesamiento del "president", Quim Torra, por desobedecer la orden de retirar el lazo amarillo del Palau de la Generalitat han hecho que el porcentaje escale un poco más. La suma de ERC, JxCat y la CUP alcanzaría el 48,5% de los sufragios, un punto más que en las elecciones del 2017. En la encuesta de febrero, previa a la vista en el Tribunal Supremo, esta cota se quedaba en el 47%. Sin embargo, el gran vuelco se produce en el otro lado de la balanza. El fracaso de la candidatura de Miquel Iceta a la presidencia del Senado no solo no pasaría factura al PSC, sino que sería la fuerza que más crecería y "saltaría" de la cuarta a la segunda posición, con el 20% de los votos y 28-29 escaños (ahora tiene 17). Tras recuperar músculo electoral y poder territorial mediante sus alianzas poselectorales, los socialistas han sumado 4,5 puntos desde febrero y 6,2 puntos desde los comicios del 2017. Aunque la alianza se antoja quimérica, el crecimiento del PSC permitiría a ERC la posibilidad de cambiar de socio para el Govern. Republicanos y socialistas sumarían mayoría absoluta sin necesidad de un tercer aliado, mientras que la suma de Esquerra y JxCat quedaría una vez más en manos de la CUP. La marca de Carles Puigdemont obtendría el 16,5% de las papeletas y 24-25 diputados (hoy tiene 34). JxCat perdería cinco puntos respecto a las últimas elecciones, pero ha mejorado en 1,5 puntos desde el sondeo de febrero y ha frenado un poco la sangría de votos hacia ERC. Seis de cada 10 votantes del 2017 volverían a apoyar a los neoconvergentes, aunque el 17,2% migraría al caladero republicano. Fuerte caída naranja La peor parte de la encuesta se la lleva Ciutadans. El partido que ganó los comicios del 2017 se precipitaría hasta la cuarta plaza con la marcha de Inés Arrimadas al Congreso y después de semanas de convulsiones internas por el giro a la derecha imprimido por Albert Rivera. Los naranjas ya pincharon en Catalunya tanto en las generales como en las municipales y, según el GESOP, en unas autonómicas caerían hasta el 16,5% de los votos y 22-23 escaños (ahora tienen 36). Serían 8,8 puntos menos que en las últimas elecciones y cinco puntos menos que hace cinco meses. Solo la mitad de los votantes del Cs en el 2017 repetirían hoy su apoyo, y el 15,4% escogería la papeleta del PSC. Fuente: GESOP El buen momento de ERC y el PSC, ambos con fidelidades de voto del 80%, lastra el ascenso de los "comuns" y la CUP, que pierden fuelle respecto a la anterior encuesta. Catalunya en Comú-Podem lograría 8-9 escaños (hoy tienen 8) y los anticapitalistas, 7-8 diputados (ahora tienen 4). Por su parte, la caída de Cs da una brizna de oxígeno al PPC respecto a febrero, aunque se quedaría con 3-4 parlamentarios (hoy tiene 4). De lo que el GESOP no detecta rastro significativo es de la extrema derecha de Vox. Ficha técnica -Empresa responsable: GESOP. -Técnica de investigación: Entrevistas telefónicas y presenciales. -Ámbito territorial: Catalunya. -Universo: Población con derecho de voto. -Muestra: 1.422 entrevistas. -Margen de error: +/- 2,7% para un nivel de confianza del 95,5% y p=q=0,5. -Trabajo de campo: del 1 al 5 de julio del 2019.

Últimas Editoriales: